Ver video

La historia de cuando Silvia Pinal huyó en la cajuela de un carro para no ir a la cárcel

facebook

twitter

whatsapp

Email

La gran diva vivió fuera de México casi un año, luego de ser acusada injustamente de malversación.

Escondida en la cajuela de un carro tuvo que huir Silvia Pinal de su casa en el Pedregal rumbo al puerto de Acapulco para no ser encarcelada, contó la gran diva en el episodio final de la bioserie Silvia Pinal frente a ti .

En 1995 se divorció de quien por más de una década fue su compañero de vida, Tulio Hernández; en 1997 sufrió la pérdida de, a quién más que un amigo, consideró su hermano y confidente, Emilio Azcárraga Milmo , y en 1998 su madre María Luisa Hidalgo murió. El año siguiente, 1999, las penas no pararon y se vio obligada a abandonar su país, México, para evitar ir a la cárcel.

En aquella época, la actriz, de ahora 87 años, recibió la noticia sobre la orden de aprensión que giraron en su contra luego de que Alejandro Gertz Manero, entonces Secretario de Seguridad Pública de lo que fue el DF, le interpuso una demanda por un supuesto fraude de más de 9 millones de pesos en prejuicio de la Asociación Nacional de Productores de Teatro (PROTEA).

“Me quieren meter a la cárcer”, se escucha decir a Itatí Cantoral en la piel del personaje que interpreta en la serie producida por Carla Estrada.
El departamento de su hija Alejandra, en Miami, fue el lugar donde Silvia Pinal se refugió de la acusación de la que 11 meses después fue absuelta.

Su regresó a México se dio en medios de festejos y una multitud, entre amigos y medios de comunicación, que eufórica la esperaba en el aeropuerto.

“Yo sabía (del apoyo de los mexicanos) por demostraciones que me hacía la gente que iba a Miami (y que me decía) que le daba mucha tristeza que yo estuviera viviendo está sustitución y que regresara pronto (a México)”, relató la actriz en una entrevista que Juan José Origel y Maxine Woodside le hicieron pocos días después de su regreso al país.

Durante la misma charla, la madre de Viridiana Alatriste dijo que nunca podrá olvidar este episodio de su vida en el que estuvo lejos de sus hijos, en medio de una situación que estuvo fuera de su control, pero que estaba enfocada en recuperar su tranquilidad.

“Después de tanto sufrimiento, de tantas cosas desagradables que sentí… yo me sentía impotente, no poder hacer nada, querer luchar contra algo que no podía; querer hablar y no poder; querer gritar y no poder… estar todo el tiempo aguantando y sola. Es muy difícil, pero no lo puedo olvidar, fue una parte terrible de mi vida”, dijo Pinal.

Más allá del entonces Secretario de Seguridad Pública, nunca se dieron detalles sobre las personas que estuvieron detrás de la acusación, sin embargo, en aquella entrevista que ofreció a Origel y Woodside, la diva dejó claro que ni siquiera quería pensarlo.

“Entiendo que me estás preguntando (que) si puedo olvidar a las personas que supuestamente produjeron este malestar, este daño, esta desgracia, todo lo que sufrí”.

“No quiero ni pensar en eso”, respondió, entonces, Silvia Pinal.