Aumenta tu energía sexual femenina con un huevo de obsidiana

Foto: Istockphoto

Aumenta tu energía sexual femenina con un huevo de obsidiana

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los huevos de obsidiana te ayudan a fortalecer la vagina conservándola fuerte y con buen tono sin importar tu edad o los hijos que tengas. ¡Conoce más de esta piedra lunar!

El huevo de obsidiana te ayuda para desbloquear la energía sexual y en cualquier padecimiento ginecológico como quistes, miomas, el virus del papiloma, menstruaciones irregulares, menstruaciones dolorosas, incluso en tratamientos para la fertilidad.

Se recomienda a mujeres que deseen comenzar un proceso de sanación energética que le permita limpiar la memoria de su cuerpo y realizar un proceso de conocimiento interior a través del desarrollo personal.

La obsidiana absorbe las energías densas que se materializan en el cuerpo como síntomas físicos o emocionales; acelera los procesos de sanación mientras evita el estancamiento de la energía; regula el PH de la vagina y fortalece la musculatura previniendo infecciones e incontinencia urinaria.

También ayuda a equilibrar los chakras , principalmente el primero y el segundo . A nivel mental, te muestra tu sistema de creencias y de patrones dominantes. A nivel espiritual te conecta con la Madre Tierra.

¿Cómo se usa el huevo de obsidiana?

Primero debes elegir una pieza hecha por artesanos que esté bien pulida y sin marcas o perforaciones, pues ahí podrían alojarse bacterias.

Para limpiarlo deberás lavarlo con jabón neutro y abundante agua antes de usarlo. Pero también debes hacer una limpieza energética, para lo que deberás exponerlo toda una noche a la luz de la luna nueva, dentro de un vaso de cristal con agua y un poco de sal marina. Si prefieres, hazlo una noche de luna llena, en este caso no necesitarás sumergirlo en agua.

Introduce el huevo de obsidiana en el orificio externo de la vagina y contrae el músculo pubococcígeo para que recorra todo el canal de la vagina hasta el cuello del útero y déjalo ahí toda la noche. A la mañana siguiente puja con suavidad, acerca tu mano para recibirlo, cuida que no se caiga, lávalo y guárdalo hasta la noche siguiente.

Si tienes relaciones sexuales por la noche, se recomienda dejar pasar un tiempo antes de usar el huevo.

No te preocupes si no sale en uno o varios días, no existe ningún riesgo, eso significa que está trabajando con tu energía interna. No tendrás ninguna molestia y podrás hacer tu vida normal. Observa qué sucede en tu interior y deja fluir la emoción que te provoca.

¡Cuidado! No debes usar el huevo de obsidiana cuando estés menstruado o si tienes otro tipo de sangrado. Tampoco durante el embarazo o la lactancia. Otra restricción es cuando tengas alguna enfermedad mental aguda, cuando estés tomando algún medicamento o estés recién operada, en este caso deberás esperar tres meses de recuperación.

Se recomienda usarlo por tres semanas continuas, descansar durante la menstruación y volver a empezar; al pasar tres meses deberás descansar un mes y repetir el proceso. Nunca uses el huevo de obsidiana por más de nueve meses; podrás continuar tu tratamiento cuando descanses tres meses seguidos.

Alguna de las reacciones que podrías tener son variaciones en tu deseo sexual, que sea que te aumente o disminuya la libido. Pero también aumentará tu placer sexual y el de tu pareja mientras fortaleces tus músculos de la pelvis.