Ver video

De prostituirse siendo adolescente a convertirse en estrella de televisión: así la vida de Mhoni Vidente

facebook

twitter

whatsapp

Email

En exclusiva con Las Estrellas, la vidente habla sobre la posibilidad de convertirse en madre en un par de años

En los últimos años, Mhoni Vidente ha sorprendido por sus fuertes predicciones como la muerte de Jenni Rivera y desastres naturales, esto ha provocado que su fama pase fronteras y sea conocida en países como España y Estados Unidos. Ahora en exclusiva a Las Estrellas , la famosa mujer narró desde cómo tuvo que prostituirse para tener qué comer en su natal Cuba hasta el futuro que le depara.

Sin remordimiento alguno, la también conductora detalló que no se arrepiente de las decisiones que tomó cuando era toda una adolescente, ya que gracias a eso pudo sacar adelante a su familia, en específico a su abuelita, quien es la persona más importante de su vida.

“En Cuba teníamos que comer una vez al día, comíamos a las 5 o 6 de la tarde que era la comida y era la cena, ya no podías comer hasta el día siguiente. En la casa éramos 14 entre primos, tíos y mi abuelita. Éramos muchos y había mucha necesidad (…) No, Mhoni Vidente nunca se arrepiente de nada. Mi abuelita a los 14 años, me dijo: ‘hija mira lamentablemente la única manera de tener dinero aquí es irse al malecón y buscarse a los extranjeros para que nos ayuden, pero siempre ponte lista y búscate el más joven y el que más te dé’. Y así fue, me fui al malecón a los 14 años y me empecé a prostituir con todos los extranjeros y gracias a eso tuvimos un refrigerador, una estufa, más comida. Gracias a mi sueldo vivíamos todos”, expresó.

Sin importar esas limitaciones, Mhoni Vidente acepta que vivió muy feliz y detalla a que a pesar de que desde niña se vio como mujer, pese a nacer hombre, jamás sufrió discriminación, hecho que acepta gran parte se lo debe a su abuelita.

“Fíjate que ahí en Cuba no hay discriminación, la gente tiene la mentalidad muy abierta. Quieras o no tus amiguitos cuando están chiquitos te dicen que eres niño, me llamaban por mi nombre, que es Rafael, y yo decía: ‘no, me llamo Mhoni y soy niña’. Me enojaba tanto que mi abuelita decidió no llevarme más a la escuela. Gracias a tener una familia tan fuerte, Mhoni Vidente es quien es. Mi abuelita me preguntó: ‘te gustan los niños o las niñas’ y ella defendió siempre mi condición de vida, por eso fui muy fuerte y muy feliz”, detalló.

Esto convirtió a su abuelita en la mujer más importante de su vida, por lo que su partida fue una de las más dolorosas a las que se ha enfrentado, ya que además de que la vidente tuvo que advertirle que le quedaba poco tiempo, lamenta que su abuela ya no pudo verla convertirse en una estrella.

“Viví muy feliz, lamentablemente falleció antes de que me viera así: como Mhoni Vidente (…) Mi abuelita era mi papá, mi mamá, mi hermana, mi todo en todos los sentidos. Y cuando le digo: ‘vino la Virgen María y me dijo que te ibas a ir con ella el viernes, era un lunes, que te ibas a quedar dormida’. Ella comenzó a arreglar todas las cosas, se despidió de todo mundo, el viernes se acostó y ya no despertó. Le lloré dos días, sentí un vacío muy fuerte, pero después alegría porque sabía que estaba con la Virgen y con Dios”, sentenció.

La transformación física de Mhoni Vidente comenzó poco antes de que su abuela falleciera y aunque cambió de sexo, no se considera una mujer adicta a las cirugías plásticas, ya que afirma solo utilizó las operaciones para realzar sus atributos físicos, los cuales siempre llamaron la atención.

“Siempre fui guapa, pero a los 14 años cuando vi a todas mis amigas que tenían cuerpazo, busto y dije: ‘yo quiero ser como ellas’. Me empecé a poner hormonas, me operé la primera vez a los 15 años, me aumentó el busto, luego me quité los testículos para que no produjera testosterona. No soy de mucha operación, me he operado paulatinamente”, puntualizó.

Su atractivo y desenvolvimiento con los hombres la llevó a salir de Cuba junto a un novio rumbo a España, luego de dos años ahí se fue a Estados Unidos, donde se relacionó con hombres del crimen organizado y vivió violencia de pareja.

Pese a que enfrentó difíciles momentos, al ser golpeada y amenazada por sus novios, Mhoni Vidente señala que jamás tuvo miedo y que la única vez que lo experimentó fue cuando la secuestraron.

“No, nunca me dio miedo andar con ese tipo de gente. Primero anduve con un narco, luego con otro y pues yo tenía que comer y era la única forma, yo tenía un cuerpazo, entonces dije: ‘de aquí tengo que ser’. Ellos me querían mucho, pero nunca me dio miedo, me dio cuando me secuestran. Me dio miedo por mi familia, porque todavía tengo medios hermanos, por mí no porque yo soy muy fuerte”, destacó en exclusiva a Las Estrellas.

Ese episodio de su vida, también estuvo en una de sus visiones, gracias a las cuales reveló que en uno o dos años se convertirá en madre. “Acuérdate que Mhoni Vidente siempre se ve en el futuro y sabes hasta dónde va a llegar y con quién, por eso Mhoni se ve con un bebé en el futuro, con un hijo. Yo creo que en un año o dos, Mhoni se ve con un hijo”.

Mhoni Vidente acepta que si volviera a nacer escogería pasar por las mismas situaciones para terminar siendo esa mujer famosa conocida a nivel mundial, sin embargo, detalla que aunque algunos la critican y le cuestionan cómo logra dar predicciones tan acertadas, ella solo comparte lo que llega a su mente.

“Mhoni Vidente cree mucho en Dios y en la Virgen María, no en la astrología. Todos los horóscopos los hago mentales y todas las predicciones también. Todo lo que me llega es por medio de la mente y lo digo, yo nunca he estudiado nada, estudio la Biblia y creo mucho en Dios”, concluyó.

¿Quieres ver más contenido de Mhoni Vidente? Entra aquí .