Conoce el mito que rodea el final de 'Cuna de Lobos' de los 80

facebook

twitter

whatsapp

Email

La nueva versión de esta telenovela se reinventa y rinde un homenaje a la historia que protagonizó María Rubio en los años 80

La noche del 5 de junio de 1987, México se paralizó con el gran final de Cuna de Lobos , las calles lucían casi desiertas porque miles de personas estaban presenciando el destino final de ‘Catalina Creel’.

El periodista Jacobo Zabludovsky comenzó el noticiero ’24 Horas’ con la nota más importante del día, la conclusión de la historia de Carlos Olmos y protagonizada por María Rubio, Diana Bracho, Gonzalo Vega, Alejandro Camacho y Rebecca Jones.

“Esta noche, ya puede usted, y yo también, dormir tranquilo, terminó Cuna de Lobos, hoy se supo la terrible verdad de una historia que pasó de la ficción a las primeras planas de los periódicos de este medio día”, sentenció.

La telenovela tuvo tal popularidad, que incluso rompió récords de audiencia al registrar 73 puntos de rating, de acuerdo con periódico Excélsior.

Esta producción de Televisa se vio envuelta por varios mitos sobre lo que realmente ocurrió en el desenlace que dejó a los espectadores volar su imaginación.

En el gran final, ‘Catalina Creel’ derrama por primera vez unas cuantas lágrimas y, acorralada por la policía que la quería hacer pagar por sus crímenes, decide quitarse la vida tomando unas gotas de veneno, algo desencadenado tras enterarse de que su hijo, ‘Alejandro Larios’, había caído en la trampa equivocada. En realidad, ella tenía como propósito matar a su hijastro ‘José Carlos’ en un accidente aéreo que ella misma había provocado.

Cinco años después, ‘Leonora’, quien durante toda la historia quiso recuperar a su hijo, rehace su vida junto a ‘José Carlos’ y el pequeño ‘Braulio’, niño al que le cambiaron el nombre luego de que ‘Alejandro Larios’ y su madre lo criaran como ‘Édgar’.

En una tarde soleada, la feliz pareja se encuentra disfrutando de la hora de la comida. “¿Hicimos bien en cambiarle el nombre al hijo de mi hermano verdad?”, advierte ‘José Carlos’.

‘Leonora’ se encuentra tranquila: “Por fortuna ‘Braulio’ no sabe nada de lo que pasó, él piensa que eres su papá, además no he mencionado para nada a ‘Doña Catalina’ en frente de él”.

Mientras tanto, ‘Braulio’ se encuentra explorando a escondidas la habitación de su abuela en compañía de su hermano, también de nombre ‘José Carlos’. Intrigados, comienzan a escudriñar las cosas de la villana.

El pequeño ‘José Carlos’ le hace la invitación a su hermano para irse a comer, pero ‘Braulio’ está en una silla viéndose al espejo, y de pronto voltea usando uno de los parches de ‘Catalina Creel’. “No soy ‘Braulio’, soy el pequeño Édgar”.

Cuna de Lobos terminó la escena impactante en la que en el extremo inferior de la pantalla se podía leer “¿Fin?”.

Después de 170 capítulos, el mito comenzó a rodear a la trama, algunos aseguraron que la semilla del mal era algo que estaba en el ADN del menor, otros se atrevieron a decir que el alma oscura de ‘Catalina Creel’ se había mudado al cuerpo de ‘Braulio’.

El escritor Carlos Olmos no dio a conocer cuál era la verdadera interpretación de este enigmático desenlace, por lo que pasó a la historia al ser uno de los misterios mejor guardados en las telenovelas.

Fábrica de Sueños ahora reescribe la historia para llevar a la pantalla chica una nueva trama en la que Paz Vega encarnará una de las villanas más memorables de la televiión mexicana.

‘Catalina Creel’ llega a estaa versión con una nueva vida, en la que buscará que su hijo ‘Alejandro Larios’ ( Diego Amozurrutia ) se quede con la herencia del emporio joyero Gothier.

Tras causar la muerte de su esposo ‘Carlos Larios’ ( Leonardo Daniel ), ‘Catalina’ hará todo lo posible para asegurar su fortuna y su linaje.

Durante la presentación de la ahora producción a cargo de Giselle González , el invitado especial Alejandro Camacho dijo: “Esta es una segunda y estoy seguro que va haber más”. Finalmente, pidió un aplauso para el productor y director Carlos Tellez, quien logró hacer de Cuna de Lobos un éxito desde que inició un 13 de octubre de 1986.