Ver video

Rodrigo Guirao narra cómo Héctor se obsesiona por controlar a Rubí: “Es un sufrimiento que disfruta”

facebook

twitter

whatsapp

Email

En EXCLUSIVA desde uno de los sets de la telenovela, el actor desentraña el interior de su personaje de Fábrica de Sueños

El actor Rodrigo Guirao ha sorprendido al público mexicano con su papel de Héctor en Rubí, en el que muestra en cada capítulo cómo este empresario poderoso comienza a encontrar su talón de Aquiles en su bella esposa.

Decidido en tener una fuerte relación con ‘La descarada’, Héctor comienza a sentir inseguridad por la perfecta desenvoltura de su pareja en las altas esferas de la sociedad española.

Desde una de las locaciones en el Estado de México, Rodrigo Guirao concedió una entrevista exclusiva para Las Estrellas para dilucidar y reflexionar sobre los sentimientos más oscuros del ser humano en el amor.

“Héctor creo que es un hombre importante que va a muchos eventos y se quiere ver con una mujer impactante también, pero también lo engancha lo difícil que es Rubí, lo difícil que es controlarla, dominarla, de que no la puede tener, que es difícil, es como un sufrimiento que él disfruta de tener algo y decir: ‘no me va a ganar o sentirse aburrido”, narró previo a iniciar la grabación de una de sus escenas más importantes.

Rodrigo expresó que su personaje es un hombre que se deja guiar por las pasiones y antepone el corazón a la razón, tal como se puso ver en la primera semana de estreno.

“A Héctor lo deslumbró primero su belleza, es una mujer perfecta, hermosa, por donde se le vea, con un borde de seducción y sexualidad, que lo segó y él la quiere para él, él la ama con locura desde su lugar, desde su neurosis”, descubrió.

A diferencia del concepto que tiene Héctor sobre el amor, el actor ve con otros ojos este sentimiento que rige al mundo.

“El amor es amor, para mí todo es amor o miedo y para mí el amor es el lugar correcto desde donde todo se debería de hacer, el amor es pasión, es cuidado, es dejarse cuidar y proteger. Yo soy muy impulsivo, me dejo llevar por lo que siento, la cabeza aparece, pero dura poco, fracasa por suerte y el amor a diferencia de Héctor yo confío plenamente, no queda otra, si en algún momento me lastimo, me repondré, pero de lo único que no me arrepiento en mi vida, son las decisiones que tomé con amor”, concluyó.

De esta forma es como el actor aparece de lunes a viernes en Rubí a las 9:30 de la noche por Las Estrellas en compañía de Camila Sodi y José Ron.