Angelique Boyer y Sebastián Rulli confiesan desde cómo fue su primer beso hasta quién es más gruñón

facebook

twitter

whatsapp

Email

La pareja reiteró que su relación está en el mejor momento y que no necesitan casarse

Desde hace casi seis años, Angelique Boyer y Sebastián Rulli sostienen un romance, el cual surgió meses después de que protagonizaron la telenovela ‘Lo que la vida me robó’ en 2014; ahora, la pareja se confesó y reveló desde cómo fue su primer beso ya como novios hasta quién es el más gruñón.

Durante una entrevista para el programa ‘Sol y Pimienta’ de Univision, los protagonistas de telenovela detallaron que la primera ocasión que se besaron fuera de las cámaras fue algo inolvidable.

“Pues fue súper fuerte, porque fue un verdadero beso, hubo contacto de verdad por primera vez y fue realmente especial (…) Claro, amaneces y ves a un Dios griego a tu lado y dices ‘Wow’”, detalló la actriz originaria de Francia.

Sebastián Rulli confirmó lo dicho por Angelique Boyer y recordó que el primer beso se dio cuando trabajaban juntos en teatro. “Contacto de lengua para que quede claro, me enredó. Estábamos de gira, estábamos haciendo una obra de teatro juntos”, indicó.

Los artistas también se sometieron a un breve cuestionario, el cual respondieron con los ojos cerrados, detallando que la actriz es la que se disculpa primero después de una pelea, la que tiene más paciencia, la que cocina mejor, la que dijo ‘Te amo’ primero, la que se tarda más en alistarse por las mañanas y la que es más gruñona en las mañanas.

Angelique Boyer también reveló que no le gustaría que Sebastián Rulli le pida matrimonio, ya que su relación está muy sólida, por lo que no necesitan un papel o cualquier otra ceremonia.

“Yo creo que menor no me lo pida, es que creo que ni el anillo es algo que le dé más valor a esto o que nos haga más comprometidos con lo que hemos acordado (…) Sinceramente un anillo a mí no me va a dar más seguridad”, puntualizó.

Sebastián Rulli concuerda con el pensamiento de su novia y destacó que ambos tienen los mismos objetivos. “Tenemos sueños, ideales, objetivos a cumplir como cualquier persona. Yo creo que eso es un matrimonio, no sé si es un papelito, no es si es una bendición o lo que quieran ponerle como matrimonio, pero en nuestro caso por lo menos tenemos claro independientemente que el compromiso de algo no se basa en ninguna de esas cosas”, expresó.