Así reaccionó Geraldine Bazán a los rumores de distanciamiento con su mamá, Rosalba Ortiz

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Tajante, la actriz aseguró que cualquiera que sea su declaración siempre publican otra cosa

Geraldine Bazán se negó a dar declaración alguna sobre los rumores de un posible distanciamiento con su mamá, luego del escándalo que desataron las palabras de Doña Rosalba Ortiz contra Julián Gil tras ser señalado como el responsable de destapar la supuesta infidelidad de la actriz a Santiago Ramundo.

A su llegada al aeropuerto de la CDMX, la exesposa de Gabriel Soto se mostró cortante ante los cuestionamientos de la prensa alegando que, sin importar lo que diga, siempre publican lo que quieren. Además, dejó claro que no volverá a tocar temas personales.

"Gracias, mira lo que diga finalmente dirán lo que se les de la gana así que no importa. Yo ya no voy a hablar de ese tema ni de ningún otro que no sea yo, mis hijas, mi trabajo”, dijo Bazán frente a las cámaras de Suelta la sopa.

Con respecto al medio que difundió el rumor del distanciamiento con la abuela de Elissa y Miranda, la estrella de ‘Por amar sin ley’ aseguró que desde hace tiempo tomó acciones legales.

“No me publican todas las semanas ahora si que porque la revista no puede puede publicar la misma persona dos veces seguidas, pero parece ser que les vendo mucho, hay una demanda desde hace muchísimo tiempo”, dijo tajante.

Días antes de viajar a Perú junto a sus hijas, Geraldine Bazán anunció en redes sociales su rompimiento con Santiago Ramundo, a quien, confesó extraña, pero que por ahora lo más importante para ella es el bienestar de sus hijas pues, contó, aún no asimilan que sus papás tengan otras parejas.

“Mis hijas están en un proceso, en un proceso de aceptación, entonces mis hijas están tomando terapia y justo el terapeuta nos dijo eso, que para ninguna de las dos, pero sobre todo para Elissa, no estaba siendo nada fácil y que para ella era muy difícil aceptar o entender que sus papás tuvieran otras parejas”, contó la actriz, de 36 años.

En medio del escándalo de infidelidad, Doña Rosalba salió en defensa de su hija y desató polémica con las fuertes declaraciones que hizo contra Julián Gil, a quien días después ofreció disculpas las cuales no fueron bien recibidas por el actor argentino.

“Estoy metido en un chisme que no existe (…) Lo triste de todo esto son las versiones de la señora, la señora empieza a alegar cosas que yo no debería hablar porque soy un caballero y eran cosas que hay que aclarar (…) Mire señora, tampoco debería hablar porque la señora no es nadie y como dice ni la conozco y como dije no tengo ningún interés en conocerla”, dijo en el programa ‘El Gordo y La Flaca’.