Al final de las celebraciones, la reina ofrece un discurso para su familia

Instagram/theroyalfamily

¿Cómo celebran Navidad en la familia real británica?

facebook

twitter

whatsapp

Email

¿Sabías que los royals no se dan regalos sofisticados ni costosos en Navidad?

Si algo distingue a la familia real británica es su apego a las tradiciones y al protocolo, lo que probablemente no sabías es que a diferencia de otras familias, los royals no se dan regalos sofisticados ni costosos en Navidad. ¡Descubre cómo celebran estas fechas en la casa de Sandringham!

  • Lugar

Desde 1988 la familia real británica pasa Navidad y Año Nuevo en Sandringham House, la finca de la reina en Norfolk.

  • Regalos

En víspera de la Navidad, es decir, el 24 de diciembre, la familia real se reúne en la sala de dibujo de Sandringham House a la hora del té para intercambiar sus regalos, los cuales resultan ser graciosos, en lugar de ser ostentosos o sofisticados.

  • Tarjetas navideñas

La reina Isabel y su esposo, Felipe, duque de Edimburgo, envían alrededor de 750 tarjetas. Los principales destinatarios de The Royal Christmas Card son su familia, amigos y miembros de The Royal Household, es decir, las familias que trabajan con ellos.

Otros receptores de la tarjeta navideña, la cual incluye una foto de la familia real, también pueden ser los primeros ministros, gobernadores y comisionados generales de Gran Bretaña.

  • Cena de Nochebuena

Después del té, todos se arreglan para cenar juntos alrededor de las ocho de la noche, sin embargo, a esta cena solo pueden acudir los familiares más cercanos a la monarca, por lo que los niños no están invitados.

Tal como lo dicta el protocolo, los hombres deben de ir con corbata negra, mientras que las mujeres con vestido largo.

  • La iglesia

Durante la mañana del 25 de diciembre, Isabel II y otros miembros de la familia real asisten al servicio religioso en Santa María Magdalena, en Sandringham, una iglesia rural que era frecuentada por la tatarabuela de la reina, la reina Victoria.

  • Comida y discurso

Tras el servicio religioso, la familia real regresa a Sandringham House para degustar el tradicional pavo y finalmente, escuchar el discurso de la reina Isabel.