Ver video

Don Pedro, padre de Lupillo, Rosie y Jenni Rivera, anuncia que se volvió a casar

facebook

twitter

whatsapp

Email

El padre de ‘La diva de la banda’ contrajo nupcias en una ceremonia privada con Juana Ahumada, su asistente

Don Pedro Rivera, el padre de Lupillo, Rosie y la fallecida Jenni Rivera, le dio otra oportunidad al amor y contrajo nupcias en una ceremonia privada con su asistente, Juana Ahumada.

“Sí, exactamente, (me casé) con Juana Ahumada precisamente, hace un tiempecito nos casamos y pues gracias a Dios nos está yendo muy bien, ¡Siempre tratamos de portarnos bien!”, declaró Don Pedro en entrevista al programa ‘Suelta la sopa’.

El empresario compartió, desde sus oficinas en la casa disquera Cintas Acuario, su felicidad por estar de nuevo casado, aunque, dice, ha sido complicado para Juana debido a su estatus de celebridad.

“Ella no tiene la libertad de una persona normal, ella no tiene que estar en los medios, no es persona pública, ella no puede salir en entrevistas ni nada de eso. Yo lo que le enseñé es que tenía que aguantar más, las ofensas y las habladas del público… que tenía que ser más fuerte”, compartió.

En cuanto a la forma en que sus hijos han tomado su nuevo matrimonio, Don Pedro reveló que las cosas no han sido fáciles, pero que con el tiempo espera que se adapten a ello. “Tienen que entender poquito a poquito, o tal vez se disgusten conmigo, no sé cuál será su reacción, pero yo creo que todo mundo debe de comprender. Cuando ya no hay química entre dos personas es mejor separarse”, dijo.

Cabe destacar que Don Pedro conoció en un curso de canto, en 1958, a Rosa Saavedra, su primera esposa, en Hermosillo, Sonora. Tenían 15 y 14 años. Él era vendedor de lotería y gracias a un billete que no pudo vender, que resultó ser el ganador, tuvo el dinero para irse con su amada a Guadalajara, Jalisco. Sin embargo, las cosas no resultaron como él deseaba, pues el padre de Rosa lo denunció por fugarse con una menor de edad, lo que provocó que tuviera que ir a prisión.

Al salir de la cárcel vivieron en la casa de los familiares del empresario y ocho años después atravesaron la frontera para instalarse en California. La pareja tuvo cinco hijos: en México nacieron Pedro Jr. y Gustavo, Jenni fue la primera en nacer en Estados Unidos; luego llegaron a su vida Lupillo, Rosie y Juan.

Doña Rosa Saavedra y Don Pedro Rivera se separaron en 2008, aunque en realidad el empresario no deseaba terminar la relación. “Mi deseo no era divorciarme. Como quien dice me echaron de la casa, y ni modo, me tuve que salir”, agregó.