Dulce María celebra el bautizo de su hija María Paula con lujosa e íntima fiesta

La cantante presumió detalles de la decoración y hasta la temática que eligió para un día tan especial
Por: Elizabeth González
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este fin de semana, Dulce María y su esposo, Francisco Álvarez, celebraron el bautizo de su hija María Paula con una lujosa en íntima fiesta.

Fue a través de su cuenta oficial de Instagram que la exRBD compartió las primeras imágenes de la íntima reunión, a la que, especificó, solo acudieron sus familiares más cercanos por el tema de la pandemia y por el índice del repunte de contagios.

Y aunque hasta el momento no ha compartido fotografías de la ceremonia o de la fiesta en sus redes sociales, en sus historias sí ventiló cómo lucía la decoración del jardín y hasta la mesa de dulces, dejando al descubierto que la temática que había elegido para la primer fiesta de su hija habían sido las hadas.

“Gracias @happyworldmexico por hacer magia y aunque éramos solo la familia por la situación de la pandemia, hicieron que fuera un momento hermoso, mágico y súper especial en familia!”, anotó.

Asimismo, mostró que en una zona del jardín fue colocada una mampara con la leyenda ‘Mi Bautizo María Paula’, el cual sería ideal para que los invitados se pudieran tomar fotos.

“¡Vean esto, está divino! Pero bueno, más tarde les subiré más fotitos”, prometió la intérprete.

De acuerdo con las imágenes que también fueron difundidas por la agencia de planeación de eventos, la fiesta se realizó en un espacio abierto, donde fue colocado un tablón con alrededor de 10 sillas, todas con su respaldo en forma de mariposa.

placeholder
Dulce María presume el elegante ropón que usó su bebé el día de su bautizo: "Primer festejo de mi Lunita"

Mientras que al fondo, se podía observar la mesa de dulces, la mampara para las fotografías y hasta la mesita de postres.

Esta es la primera vez que Dulce María organiza una fiesta tras dar a luz a su primera hija, a quien desde hace meses ya tenía ganas de bautizar, pero se había detenido por la emergencia sanitaria que existe en México y el mundo desde 2020.