Eduardo Capetillo habla de su matrimonio con Biby Gaytán: “Nos decían que no debíamos casarnos”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor le abrió su corazón a su hija Alejandra, a quien le confesó el momento en que se enamoró de la actriz y si es verdad que es celoso

Eduardo Capetillo ha abierto su corazón infinidad de veces en su canal de YouTube, sin embargo, esta ocasión ofreció su entrevista más honesta para su hija Alejandra, a quien le relató parte de su historia de amor con Biby Gaytán.

“Yo a tu mamá la primera vez que la vi, la vi porque ella venía a hacer un casting para entrar a Timbiriche, yo llegué a mi oficina y vi a tu mamá de espaldas con una mini falda de mezclilla. Ahí hubo una atracción física y dije: ‘Que mujer tan hermosa’, porque ya luego le vi su cara, su pelo, sus ojos y dije: ‘¡Wow! Qué mujer tan hermosa’”, contó.

Aunque la atracción física fue casi inmediata, tuvieron que pasar algunos meses para que comenzaran a salir, detallando que fue el destino quien juntó sus caminos.

“Nuestras vidas se abrieron, ella entró a Timbiriche y tomó su camino, y yo me fui a hacer otras cosas en mi vida, me parece que me fui a Los Ángeles a estudiar y grabé mi primer disco y se dieron un montón de cosas y luego el destino nos volvió a juntar en una telenovela”, platicó.

Eduardo Capetillo aseguró que tras protagonizar la película ‘Más que alcanzar una estrella’ y la telenovela “Baila conmigo” fue que ocurrió finalmente el flechazo, sin embargo, precisó que al momento de tomar la decisión de casarse, varias personas les aconsejaron no hacerlo, pues iban a cometer un error.

“Tu mamá y yo nos casamos por el corazón. El 99% de las personas nos decía que no debíamos casarnos, porque íbamos a cometer un error, porque estábamos muy jóvenes. Esas personas lo hacen desde el bien, porque al casarte joven dejas de vivir muchas experiencias (...) pero hoy no me quejo porque fui papá joven (...) ahora ustedes son dos generaciones y mira qué regalazo me da la vida”, destapó, dejando claro que si sus hijos decidieran seguir su ejemplo, los apoyaría.

Finalmente, Alejandra Capetillo aprovechó la ocasión para preguntarle a su padre si era verdad que es muy celoso, tal como se ha rumorado por años.

“En el medio en el que yo me he desenvuelto solemos ser juzgados todo el tiempo. En su momento, fui juez, juzgaba a todo mundo. A través de un proceso de vida que he llevado a lo largo de 16 años he trabajado mucho en mí, entonces hoy lo que hago es una cancelación de juicio”, explicó como antesala a su respuesta.

“Si hoy a mí me preguntas si eso me molesta (que digan que soy celoso), no me molesta, porque al cancelar mi juicio yo no juzgo, pero lo que juzguen de mí, lo que digan de mí pues también no me afecta. En su momento nunca salí a defender si era celoso o no era celoso, porque tampoco nunca tuve la necesidad de hacerlo. En realidad, lo que viviéramos tu mamá y yo dentro de nuestra casa, dentro de nuestra vida íntima con ustedes siempre fue lo que a mí me importó”, sentenció.