Eduardo Capetillo responde a quienes lo tachan de malo en su relación con Biby Gaytán

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también habló de su relación con su hijo mayor y lamentó haber sido un padre ausente para él

Por años, Eduardo Capetillo ha sido señalado como el presunto responsable del retiro actoral de Biby Gaytán, por lo que en una reciente entrevista decidió hacerle frente a las críticas, enviando un contundente mensaje a quienes lo tachan como el malo de la historia.

“Biby y yo hemos sido dos seres humanos que hemos tenido un proyecto de vida en común, siempre me han tachado a mí del malo, del dictador, el que la sacó del (medio), ¡no importa! (…) el que esté libre de culpa, que arroje la primera piedra. Yo quisiera saber si los que me critican o las que me critican, pues son la Madre Teresa de Calcuta”, comentó tajante al programa ‘Sale el Sol’.

Del mismo modo, detalló que si hay algo de lo que se arrepiente en su vida es de haber sido un padre ausente para su hijo mayor. Incluso, hizo referencia a su época de intoxicación a la que se refirió en una de sus conferencias.

“Soy un ser humano con defectos y virtudes normal, como cualquier otro. Con mi hijo, pues también tuve el proceso que tuve que tener como ser humano por haber estado ausente. Tenía muy claro que al yo decir que me han rebasado muchas sustancias, que me han rebasado muchas emociones y demás, pues la gente iba luego luego a buscar el lado amarillo, pero no, no es por ahí, porque el mensaje es muy poderoso, va mucho más allá”, señaló.

“Lo poderoso de ese mensaje es transmitirle a millones de personas que pueden tener una dolencia o una carencia en el alma (…) y que la necesitan anestesiar con cualquier sustancia y entonces, el mensaje es decirles ‘oigan existe esta otra ruta de salida’ (…) El sanar esas heridas para que dejen de existir esos vacíos internos tu puedas salir adelante y evolucionar”, agregó.

Finalmente, Eduardo Capetillo aseguró que el confinamiento y la pandemia del Covid-19 lo hicieron reflexionar sobre su pasado, destacando que poco a poco ha ido sanando sus heridas, por lo que ahora se considera un hombre agradecido con la vida.

“Soy un hombre que vive en gratitud absoluta. Antes me quejaba mucho, de muchas cosas de mi vida porque no entendía que eran parte de un proceso de vida y que esos baches que uno pasa en la vida son regalos que te ayudan a crecer espiritualmente, te ayudan a fortalecerte y a elevar tu nivel de conciencia”, finalizó.