Ver video

Eduardo Santamarina recuerda que intentó ayudar a sexoservidoras que contrató cuando era alcohólico

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor recordó otro episodio de su etapa como alcohólico, cuando incluso se convirtió en el 'psicólogo' de las sexoservidoras que contrató

Eduardo Santamarina lleva 15 años sobrio, pero antes de elegir ese camino pasó por etapas muy oscuras, recordando en una reciente entrevista que se refugiaba en hoteles y contrataba sexoservidoras.

“Entras con esas depresiones que no quieres ver a nadie, lo que quieres es platicar, pero no con tu familia porque tu familia te va a confrontar, te va a cuestionar”, dijo al programa ‘De primera mano’.

Tras esconderse de sus seres queridos, el actor contrataba sexoservidoras para que le hicieran compañía.

“Contrataba prostitutas, pero era tal grado de alcoholismo que ya ni siquiera era de poder tener una relación sexual, ya ni se podía, era más bien para llenar este vacío de soledad que estaba yo pasando en ese momento, por esa depresión, era platicar con alguien”, contó.

Debido al vínculo que desarrolló con esas mujeres, comenzó a platicar con ellas para conocer sus vidas. “Se ponían a llorar, se abrían conmigo y me decían cómo habían entrado a prostituirse (...) Yo parecía su psicólogo, les decía: ‘¿por qué te dedicas a esto? No seas tonta, dedícate a otra cosa, no eches a perder tu vida’. Imagínate, yo a terapearlas, pero yo hasta mis ‘chanclas’”, indicó.

A finales de abril, el actor recordó ese capítulo de su vida en el programa ‘Miembros al aire’, narrando a sus compañeros que el momento más difícil de aceptar su adicción fue cuando se escondía de su familia y decidió cambiar su vida cuando pensó cómo reaccionarían cuando se enteraran que había muerto de una sobredosis.

“El dolor tan fuerte que yo le iba a ocasionar obviamente a mi hermana, a mis hermanos, a mis seres queridos. Yo decía: ‘No se lo merecen’, no se lo merecen ellos y no me lo merezco yo, acabar mi vida de esa manera”.

Finalmente, Eduardo aceptó que tenía un problema y fue a una clínica especialidad en adicciones, además de acudir a un grupo de alcohólicos anónimos, lo cual le permitió triunfar en la pantalla chica y formar una familia junto a Itatí Cantoral, con quien tuvo a sus dos hijos mayores, y posteriormente con Mayrín Villanueva, con quien está casado desde 2009 y es madre de su hija menor Julia.