Ver video

Eduardo Santamarina acepta que fue 'ojo alegre', pero no se arrepiente

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también habló sobre el futuro de los gemelos que tuvo con Itatí Cantoral

Antes de encontrar la estabilidad junto a Mayrín Villanueva, Eduardo Santamarina enfrentó su divorcio de Itatí Cantoral, con quien se casó en 1999 y se separó en 2004. Ahora 15 años después, el actor acepta que tras esa ruptura fue un hombre muy ‘ojo alegre’.

En entrevista con Ricardo Escobar para el programa ‘Hoy’, el protagonista de telenovelas indicó que no se arrepiente de todas las relaciones que tuvo antes de encontrar a su actual esposa, a quien conoció en 2007 cuando estelarizaron juntos la producción ‘Yo amo a Juan Querendón’.

“Fui muy ojo alegre, tú lo sabes y lo reconozco claro. Todo llega cuando te tenga que llegar, todo llega a su momento y mira hoy no me arrepiento porque no deja de ser un aprendizaje”, precisó el conductor de ‘Miembro al aire’.

Pese a que sabe que todas las experiencias dejan un aprendizaje en la vida, Eduardo Santamarina acepta que en varias ocasiones dañó a sus exparejas y que él vivió la misma situación.

“Todas esas lecciones de vida que yo viví, que hice mucho daño también en mis relaciones anteriores, dañé a muchas de mis parejas, claro que sí y también me dañaron a mí”, afirmó el actor, quien además de su exesposa Itatí Cantoral, fue pareja de Susana González.

Fruto de su matrimonio con Cantoral, Eduardo Santamarina procreó a sus dos primeros hijos, los gemelos José Eduardo y Roberto Miguel, quienes, ya con 19 años, se están labrando su futuro tanto en la actuación como en el futbol.

“Quiere ser actor Eduardo, ya terminó la prepa y Roberto quiere ser futbolista, entonces ahí andan los dos estudiando. Porque la única condición, lo que quieras dedicarte, es que tienes que estudiar. Son herramientas”, indicó el actor, quien apoya tanto a los jóvenes como a la pequeña Julia, a quien procreó con Mayrín Villanueva.