Ver video

Eduardo Santamarina confiesa que participó en tríos, pero jamás experimentó con hombres

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también dijo que debido a su alcoholismo puso en riesgo su salud al tener sexo sin protección

Eduardo Santamarina es uno de los pocos famosos que habla sin tapujos de su vida privada y ahora no fue la excepción, ya que el actor confesó que durante su juventud participó en varios tríos sexuales, pero que jamás experimentó con hombres.

Las fuertes declaraciones del esposo de Mayrín Villanueva se dieron a su salida de la XEW, donde se encontró con varios medios como ‘Suelta La Sopa’, a quienes reveló que durante esa etapa de su vida vivió excesos e incluso se involucró con varias mujeres a la vez.

“Sí hubo de todo, pero siempre con mujeres. Yo nunca experimenté estar metiendo checoslovacos, ahí sí no, tampoco con animales cada quien experimenta con quién quiere y puede. Es muy respetable, pero yo no”, indicó el conductor de ‘Miembros al aire’.

Eduardo Santamarina también afirmó que uno de los episodios más difíciles de su juventud fue cuando tocó fondo por el alcoholismo, debido al cual puso en riesgos su salud al tener relaciones sexuales sin protección e incluso con personas que desconocía.

“Sí y no acordarte. De esas que te acostabas con una princesa y te levantabas con una rana, entonces sí decías ‘ay mamacita está de dónde la saqué’, pues sí claro que pasa todo eso y las lagunas de no acordarte, de abrir tu billetera y decir a dónde se me fue el dinero. A veces me cuidaba a veces no”, detalló el actor.

Sin embargo, acepta que aunque se divirtió mucho, se dio cuenta que los excesos y el alcoholismo que vivía le estaba provocando muchas pérdidas y decidió salir de esa enfermedad, la cual asegura siempre será una tentación en su vida.

“La tentación siempre va a estar latente, ya sea de la bebida, las drogas, el trabajo también es un exceso, la comida, en fin siempre esas cosas van a estar latentes. Siempre el principio de la película es muy bonito y sí me divertí, no digo que no fui de todo y sin medida, pero el final de la película es terrible porque tocas fondo y es una enfermedad al final de cuentas. El alcoholismo es una enfermedad de pérdidas y una vez que tocas fondo es lo que te hace resurgir”, sentenció Eduardo Santamarina.