Erik Rubín confiesa que no todo ha sido color de rosa esta cuarentena: “Andrea tiene su carácter”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El exTimbiriche contó que su familia todo el tiempo se mantiene ocupada para sobrellevar el encierro

Las semanas de confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus no ha sido fácil de sobrellevar para nadie y en esa cuestión Erik Rubín confesó que en su casa no todo siempre es ‘color de rosa’ como algunos piensan.

Durante la charla virtual que tuvo con los conductores de DGeneraciones, el esposo de Andrea Legarreta reveló que la convivencia con la conductora y sus hijas, Mía y Nina, no ha resultado difícil y que procuran mantenerse ocupados para soportar el encierro de la mejor manera.

"Mantenernos activos y sobre todo conscientes de que en verdad a lo mejor hay gente afuera que realmente la están pasando muy mal. Entonces, haces una balanza y te das cuenta que estamos rayados", destacó el exTimbiriche.

Sin embargo, recalcó que, como todas las parejas, han tenido momentos buenos y malos al lado de la presentadora de 'Hoy', pues ambos tienen su carácter.

"Lo hemos dicho mucho, de repente sí (piensan) 'la pareja ideal', y nel, o sea, tenemos nuestras cosas. Tengo mi carácter, Andrea tiene el suyo, pero en verdad no ha sido pesado", dijo.

“La verdad, me encantaría decirte 'no, ¿sabes qué? ya no la aguanto' porque parecería que nosotros somos 'ay sí, todo color de rosa', no es así, tenemos nuestras cosas".

En intérprete de ‘Princesa tibetana’ dijo que la rutina que sigue su familia es muy parecida a la que tenía antes de la crisis sanitaria por lo que la convivencia no ha resultado pesada.

"Casi en todo el día cada quien está en sus actividades y no nos vemos. Nos vemos muy parecido a cuando eramos libres. Entonces, yo estoy aquí chambeando. En algunos momentos, sí entrenamos juntos, pero no lo he sentido pesado".

Compartió que este tiempo en casa lo ha aprovechado para involucrarse en varias iniciativas enfocadas en brindar apoyo para las personas que resultaron afectadas por la pandemia. Además, reveló que está produciendo un tema musical para Mía y está trabajando en uno propio.

"Está muy cabrón la jornada de chamba porque arranca a las ocho de la mañana y a las 12 de la noche sigues en el teléfono contestando cosas. Me he metido en muchas cosas, en muchas iniciativas para ayudar. Vamos a regalar ahorita 12 mil despensas".