Erika Zaba destapa tratamiento con el que combate la flacidez que le dejó el embarazo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Además de cuidar su alimentación, la integrante de OV7 se somete a un tratamiento para recuperar la firmeza de su piel

Erika Zaba continúa compartiendo algunos de sus tips para recuperar su figura tras debutar como mamá y es que ahora la integrante de OV7 destapó el tratamiento con el que combate la flacidez que le dejó su embarazo.

Fue a través de sus historias de Instagram que la cantante explicó de qué se trata el tratamiento, el cual, dijo, le ayuda a producir colágeno y elastina para recuperar la firmeza de la piel.

“Ahorita estoy en dieta, haciendo ejercicio y todo, pero también, para que la piel regrese a su lugar, me estoy haciendo un tratamiento de radiofrecuencia que me está funcionando muy bien”, explicó en sus historias.

De acuerdo con la intérprete de ‘Tenemos un secreto’ y ‘Desintoxicada’, el tratamiento de radiofrecuencia se lo aplican a través del sistema denominado ‘Accent Prime’, el cual elimina el exceso de grasa y la flacidez ocasionada por el estiramiento de piel que se produce en el embarazo.

“Esta es la máquina que les decía, se llama ‘Accent Prime’. Dura más o menos 40 minutos; te produce elastina y colágeno para que toda la piel se ponga otra vez firme y fuerte”, explica en otra de sus historias, dejando claro que esa es la primera sesión, de tres, del tratamiento.

En cuanto a las sensaciones que se pueden experimentar durante la sesión de calor, Erika Zaba compartió que no duele y detalló que para mejores resultados, el tratamiento debe realizarse cada 15 días.

“Seguramente se están preguntando si esto duele y no, en realidad no duele. Se hace cada 15 días y solo se siente caliente, caliente, caliente. Una amiga mía se lo hizo y le quitó toda la grasa que le sobraba, le regresó la piel a su lugar después del embarazo y después que enflacó mucho”, sentenció.

Además del tratamiento de radiofrecuencia, Erika Zaba aseguró que continúa cuidando de su alimentación, pues aún le falta deshacerse de cuatro, de los 10 kilos que subió durante su embarazo.