Eugenio Derbez le confiesa a José Eduardo cómo conoció a Victoria Ruffo: “Esta es la verdad”

facebook

twitter

whatsapp

Email

Por primera vez, el actor le contó a su hijo cómo conoció a Victoria Ruffo y cómo fue su primera cita

Hace unos días, Eugenio Derbez aseguró que hablaría de su relación con Victoria Ruffo como nunca antes lo había hecho, precisando que el responsable de sus declaraciones sería su hijo José Eduardo Derbez. A una semana de estas declaraciones, el joven publicó la entrevista que le realizó a su papá en su canal de YouTube, donde le confiesa cómo fue que conoció a la llamada 'Queen de las Telenovelas'.

“¿Me vas a creer la versión que te voy a dar o le vas a creer a tu mamá, que es la falsa?”, expresa el comediante ante la pregunta de José Eduardo, quien le asegura, le creerá. “Esta es la verdad y no tendría por qué mentir y se lo sostengo en su cara”, agrega entre risas el también productor.

De acuerdo con Eugenio Derbez, su historia con Victoria Ruffo inició en 1989, cuando su mamá, Silvia Derbez trabajaba junto a la actriz en la telenovela Simplemente María.

“Estaba yo en ‘Anabel’ y mi mamá estaba trabajando en ‘Simplemente María’ con tu mamá en el elenco y entonces, un día mi mamá me dice ‘oye, Victoria Ruffo está preguntando por ti’ (…) Yo no no era nadie, solo era parte del elenco de ‘Anabel’, cero famoso… Y dije ‘¿yo?’, la verdad se me hizo muy raro. Y luego Anabel me dijo ‘oye, ¿quién crees que está preguntando por ti?, Victoria Ruffo’, segunda vez que me dicen y yo ‘¿es neta?’, pero bueno, ya cuando me llegó el rumor por los dos lados dije ‘cuando el río suena, agua lleva’. Entonces, le pregunté a mi mamá ‘oye, mamá, ¿qué onda? ¿por qué está preguntando por mí? No pues no sé, pero si quieres, ve y échate una vuelta al foro e investigas’”, contó.

El comediante aseguró que se sorprendió mucho cuando le dijeron que Victoria Ruff constantemente preguntaba por él, así que para salir de dudas, optó por visitar el foro en el que Silvia Derbez trabajaba.

“No lo creía porque decía ‘ella es famosa, guapa, cómo se va a fijar en mí’. Pero la verdad no es que yo dijera que estaba enamorado de tu mamá, pero sí se me hacía guapa, muy guapa y ahí voy de morboso… Y entonces, fui a visitar a mi mamá: ‘Hola, mamá, te vine a visitar. ¡Ay, hola Victoria!, mucho gusto’, nos pusimos a platicar y salí con ella y me invita un día a cenar”, precisó.

El protagonista de Cómo ser un Latin Lover y No se aceptan devoluciones indicó que la primera salida con Victoria Ruffo fue complicada, pues tenía muy poco dinero y tenía poco de haberse independizado.

“Pero en ese entonces yo no tenía dinero, es más, andaba en pesero, no tenía ni coche ni para el taxi, ya me había independizado de mis papás y no les quería pedir dinero. Entonces, llego a mi cita con Victoria Ruffo en un restaurante de Palmas, por supuesto, en pesero, yo vivía allá por la colonia Portales (…) Llego y me dice ‘¿qué pasó? ¿y tu coche?’, y yo ‘está en el taller porque se me descompuso’ (…) Yo veo los precios en la carta, traía yo efectivo porque ni tarjeta, entonces me empecé a espantar. Y entonces me dice ‘qué vas a querer’ y cuando vi los precios le dije ‘tú pide porque yo ando mal y ya comí, pero voy picando lo que tú pidas’, pero lo que pasa es que no me alcanzaba. Entonces, finalmente tu mamá pidió como cinco entradas (…) Total, comimos, platicamos, llegó la cuenta y se los juro, apenas así rascándole hasta el último peso, no me alcanzó para dejar propina (…)”, recordó.

“Salgo del restaurante y me dice Victoria ‘pues no traes coche, te dejo en el sitio de taxis’. Me lleva, me bajo y me dice ‘te espero a que te subas’. Me subo al taxi y me dice el taxista ‘¿a dónde joven?’, y le digo ‘ahorita, espéreme tantito… Bye Victoria, bye’, se arranca tu mamá y le digo ‘joven, perdóneme. No traigo dinero, lo siento’. Me bajé del taxi y me fui, literal, a pedirle a alguien que me diera (dinero) y con eso le llamé a un amigo para que me fuera a recoger porque no tenía ni para regresarme en pesero y ahí fue cuando dije ‘esta mujer está fuera de mi alcance, no está en mi presupuesto’. Dejé de ver a tu mamá como casi un año… Luego me reclamó como un año después y ahí ya me estaba empezando a ir bien y ahí pues ya retomamos la relación”, sentenció.

Esta es la primera vez que Eugenio Derbez cuenta detalles de su relación con Victoria Ruffo, con quien inició un romance en 1992 y terminó en 1997 en medio de una guerra de declaraciones, pasando más de 18 meses en los tribunales, peleando el régimen de visitas y de manutención para José Eduardo. Aunque ya hay pasado algunos años de esto, hasta la fecha, no existe comunicación entre ellos.