Fátima Molina destapa los efectos tras su denuncia de discriminación: “No me pienso quedar callada”

facebook

twitter

whatsapp

Email

En entrevista con Paola Rojas, la protagonista de 'Te acuerdas de mí' dijo que los mensajes de odio disminuyeron tras su denuncia en redes sociales

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras el apoyo que ha recibido por parte de colegas como Fernanda Castillo, Gabriel Soto y el de su productora, Carmen Armendáriz , luego de que alzara la voz sobre los ataques que ha recibido por su físico, Fátima Molina reapareció en entrevista con Paola Rojas, a quien habló sobre los efectos inmediatos que tuvo su denuncia en redes sociales.

Convencida de que no piensa quedarse callada ante un tema tan grave entre la sociedad, la mañana de este viernes, la intérprete de 'Vera' en 'Te acuerdas de mí' compartió en Al aire con Paola que la publicación en la que hizo frente a los mensajes de discriminación provocó una considerable disminución en los mensajes de odio.

“Frenó, en un gran porcentaje los mensajes de odio, los mensajes de discriminación y culpándome; los mensajes de apoyo e identificación crecieron muchísimo”, destacó la estrella de televisión de 34 años de edad. “Hay gente que entendió el trasfondo de mi mensaje, hay gente que no, pero me queda claro que es la mayoría quien lo ha hecho y con eso me estoy quedando. No sabía que el efecto sería así de positivo”.

Dejó claro el orgullo por sus raíces mexicanas y aclaró que sus rasgos jamás han sido un impedimento a lo largo de su trayectoria artística, además, lamentó que los estereotipos sigan nublando la mentalidad de la gente y provocando actitudes de odio.

“Estamos educados bajo un sistema de creencias erróneos, tanto con el aspecto físico como el machismo y son muchas cosas a tocar. Me siento orgullosa de ser mexicana, nunca ha sido un impedimento para mí, mi aspecto o mucho menos. No me pienso quedar callada ante este tema que me parece gravísimo”, destacó.

Atribuyó la ideología a los constante bombardeos de la publicidad en los que se marcan estándares de belleza como modelos a seguir basados en la perfección física, por lo que abogó por erradicarlos a través del discurso del amor propio.

“Pero lo que tenemos que hacer y manejar a partir de ya es el amor propio. Si te quieres tú como eres qué padre o si te quieres hacer lo que sea para sentirte bien, también está bien, pero que sea porque tú quieres y no para encajar en algo”, declaró.