Revelan fecha en la que Pablo Lyle recibirá sentencia tras ser acusado de homicidio

facebook

twitter

whatsapp

Email

El proceso legal del actor ya no estará a cargo del juez Alan Fine, lo que implicaría una nueva oportunidad para él y recobrar su libertad

El proceso legal de Pablo Lyle está a punto de llegar a su fin, pues el próximo 15 de enero, la corte de Miami dictará sentencia a favor o en contra del actor tras el incidente de tránsito que protagonizó en marzo de 2019 con Juan Ricardo Hernández y por el que fue acusado de homicidio involuntario .

De acuerdo con el periódico Miami Herald, la nueva fecha se dictaminó el pasado 30 de diciembre, luego de que el intérprete de 33 años se presentara ante la corte para emitir nuevamente su testimonio, donde alegó que todo ocurrió en defensa propia.

“Vi a este hombre atacando nuestro coche con mis hijos dentro. En realidad, estaba tratando de evitar que mis hijos murieran o resultaran heridos. Podría haber conseguido un arma o podría haber usado su coche como arma”, cita el medio en su publicación, donde también destaca que la audiencia duró más de seis horas.

Según medios locales, la fiscal Rachel Morales-Gellis escuchó dichas declaraciones, y al igual que el juez Alan Fine, debatió su versión, pues aseguró que la violencia en contra del sexagenario de origen cubano no estaba justificada, ya que el hombre no estaba ni armado ni representaba amenaza.

Por otro lado, la abogada Sandra Hoyos, quien ha seguido de cerca el proceso del actor, contó a De Primera Mano que se espera que el próximo 15 de enero se disipen todas las dudas sobre el caso, y aclaró que el juez Alan Fine ya no está a cargo del proceso legal de Pablo Lyle.

“Las novedades son que el juez, quien escuchó la defensa que dice que Pablo había actuado en defensa propia, el juez Alan Fine, ya no está a cargo del caso, tenemos una jueza nueva, Marlene Fernández-Karavetsos, ella será la encargada de determinar qué va a pasar con el futuro de Pablo Lyle”, dijo.

Además, detalló que este cambio podría beneficiar al actor, quien hasta ahora ha permanecido en arresto domiciliario y con un grillete electrónico de localización. “Lo que sí sabemos es que a Pablo Lyle le darán otra oportunidad para discutir el tema de la defensa propia delante de un jurado. Recordemos que ya no es el juez que le negó al defensa la primera vez, así que esta nueva defensa se va a presentar al frente de un jurado que va a ser escogido por los abogados de ambas partes, por la fiscalía y los abogados de Pablo Lyle”, agregó.

Sobre los posibles escenarios a los que tendría que enfrentarse el actor, la experta explicó: “Él tiene la posibilidad de salir libre si el jurado se convence de que esto fue en defensa propia. De lo contrario, obviamente el jurado va a dictaminar que él es culpable y puede enfrentar una pena de hasta 10 años, pero todavía existe una pequeña luz para Pablo Lyle”.

Además, agregó que desde el pasado 17 de diciembre no se tienen noticias de los familiares de Juan Ricardo Hernández. “Sabemos que hay juicio, el 15 ahí estaremos presentes, pero más allá de eso no se sabe nada más”.

Finalmente, reveló que será la jueza quien tendrá el poder de determinar la manera en la que Pablo Lyle cumplirá su sentencia, en caso de ser declarado culpable. “El juez tiene potestad de determinar la manera en la cual él va a cumplir esa sentencia, ya sea arresto domiciliario continuado en Estados Unidos, o sea cárcel, o sea algún híbrido de cárcel o algún tipo de condición de libertad como la que tiene ahora”, sentenció.

Desde que Pablo Lyle fue acusado de homicidio involuntario se encuentra bajo arresto domiciliario y en espera de un juicio por la muerte de Juan Ricardo Hernández, hombre de origen cubano al que golpeó en el rostro durante un incidente de tránsito.

Tras el puñetazo, el sujeto quedó inconsciente en plena vía pública, mientras que Pablo Lyle se dio a la fuga en compañía de su familia. La agresión provocó que el hombre de la tercera edad sufriera un derrame interno y contusiones, las cuales le provocaron muerte cerebral, razón por la que su pareja e hijos optaron por desconectarlo, agravando e la situación legal del actor.