José Eduardo Derbez revela que creyó que su padrastro lo abandonaría y cómo reaccionó Victoria Ruffo

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor destapó que para él fue un momento muy incómodo el que vivió con Omar Fayad

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

José Eduardo Derbez ha destapado en diversas ocasiones la gran relación que tiene con su padrastro Omar Fayad e incluso hace unas semanas confesó que era su mejor compañero de fiestas; sin embargo, ahora el primogénito de Victoria Ruffo dejó con la boca abierta al revelar que hace algunos años creyó que el político lo abandonaría en el mar.

Durante una charla con Isabel Lascurain, el actor detalló que el incómodo momento sucedió cuando él era un niño y se encontraban buceando, pero jamás imaginó que lo que su padrastro deseaba era tomarle una fotografía junto a una piedra.

“Yo tenía como 10 u 11 años y a mi padrastro y a mí nos encantaba bucear… Yo estaba muy chiquito y mi mamá y él se acababan de casar, traían este rollo como de en lo suyo, un día fuimos a bucear estábamos súper profundo. Entonces él me decía (en señas) que me iba a tomar una foto, pero yo no le entendía. Él me llevaba a una piedra en el mar, me ponía ahí y él se volteaba, se echaba a nadar rapidísimo y en mi mente era ‘me quiere dejar y se quiere quedar con mi mamá, que yo desaparezca de sus vidas’”, destacó.

José Eduardo Derbez precisó que en su mente solo estaba que su padrastro no lo podía abandonar, por lo que en repetidas ocasiones nadó tras de él.

Cuando él me ponía en la piedra, se volteaba y se echaba a nadar, yo me iba tras de él y cuando se volteaba me tenía de frente y agarrándolo… Lo hizo tres veces y en la última (se dio por vencido)”, indicó.

Sin embargo, José Eduardo Derbez enfatizó que cuando se reencontró con su mamá Victoria Ruffo le contó toda la situación y la protagonista de telenovelas reaccionó con tremenda carcajada.

“Salimos y enojado me dice ‘la piedra estaba preciosa’ y yo le dije a mi mamá ‘me quería dejar allá abajo porque se quería quedar contigo y que los dejara ser felices’. Mi mamá estaba muerta de risa. Me daba mucha ternura porque yo lo agarraba y decía ‘záfate me subes contigo o no subimos ninguno’”, sentenció.