Lis Vega rompe en llanto y exige que su exesposo le pague lo que le debe

facebook

twitter

whatsapp

Email

La intérprete cubana detalló que Mauro Riveros le debe 500 mil pesos y una camioneta

A pesar de estar un año y nueve meses separados, Lis Vega aún tiene problemas con su exmarido, el modelo chileno Mauro Riveros , por ello acudió a un programa de televisión para detallar la denuncia que tiene en su contra porque no ha liquidado una deuda que tiene con ella.

En entrevista a ‘De primera mano’ , la intérprete cubana detalló que el señor le debe 10 mil dólares de un terreno, 500 mil pesos de un préstamo que pidió a su nombre y una camioneta que ella sigue pagando.

“Se interpuso una querella (una acusación ante un juez) por abuso de confianza y la dictaminaron con violencia familiar, que significa que el señor actuó de muy mala fe en todo momento, que abusó de la ignorancia de la señora Vega para enriquecerse”, explicó Víctor Raúl Rivera, el abogado de Lis.

Dichas deudas le han generado problemas de salud a la cubana, como ataques de ansiedad y depresión, por ello pide que se arregle lo más pronto posible. “Él falló con las mensualidades, la financiera empezó a molestarme, (le dije) quiero mi camioneta de vuelta. (…) Está también demandado, no puede salir del país, no se me puede acercar y si me pasa algo el responsable va a ser él”, precisó la cantante.

En la entrevista, Gustavo Adolfo Infante comentó que la cantante estaba en un tratamiento de endometriosis, revelando en el foro que no podía tener hijos. “Ya no puedo ser mamá, pero yo vine a este mundo a algo más importante y es a dejar un legado como artista. Tengo a mi sobrina que tiene dos años, ya lo asimilé, para mí fue muy fuerte darme cuenta que no podía ser madre, quiero que entiendan que para mí no ha sido fácil”, dijo entre lágrimas.

Tras expresar que se siente triste y decepcionada, Lis compartió que le duele la actitud de las personas que la atacan en las redes sociales debido a sus procedimientos estéticos . “No sé qué decirte. Ahorita la gente de lo único que está al pendiente es que si me puse boca, que si me veo horrible, y no se dan cuenta que lo único que hago en redes sociales es animarlos y que le echen a su vida. Que tener 40 años no es la muerte, el que te dejen tampoco, que hay que sanar, pasar los obstáculos y seguir los sueños”, compartió.

Claramente molesta, Lis tiene fe en que su exesposo pague su deuda y le pidió “que no se haga tonto, que sea un hombre agradecido a la vida, que agradezca los cinco años que le di y todas las cosas que he hecho por él. Lo único que hizo por mí fue lavar y cocinar”.