Lolita Cortés se enamoró de su hermanastro y tuvo dos hijos con él

La estrella vivió un tórrido romance con el hijo de la actriz Alma Muriel
Por: Elizabeth González
Lead
Instagram @soylolacortes
Lolita Cortés se enamoró de su hermanastro y tuvo dos hijos con él
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Además de ser una de las actrices más queridas y destacadas tanto de la televisión como del teatro musical, Lolita Cortes es mamá de dos hijos, quienes son fruto del tórrido romance que sostuvo con su hermanastro. ¡Te contamos la historia!

Sergio Romo es el hombre del que la actriz de 'Perdiendo el juicio' se enamoró profundamente en su juventud, lo que pocos saben es que éste no solo era hijo de la actriz Alma Muriel sino también su hermanastro.

Y es que la convivencia con su nueva familia -la cual estaba conformada por su padre Ricardo Cortés y Alma Muriel- volvió muy cercana su relación con Sergio, con quien no tenía ningún lanzo consanguíneo y con quien comenzó una historia de amor en 1989.

“Me encuentro a mi hermano en Monterrey, que al final de cuentas no era mi hermano porque es hijo de Alma, era mi hermanastro. Entonces cuando yo lo vuelvo a ver de niña que me fascinaba, de grande, me enloquecía”, contó a Gustavo Adolfo Infante en 2019.

Lola Cortés aseguró que tras este encuentro comenzaron una relación e incluso, a vivir juntos, manteniendo su historia de amor en secreto por el bien de la familia, pues estaban seguros ‘se iban a escandalizar’. Sin embargo, todo cambió cuando su mamá, los descubrió.

“Él se iba a las siete de la mañana por el balcón y lo cachó bajándose, entonces me dijo mi mamá 'oye Dolores ¿Sergio ya vive con nosotros?' y le dije que sí”, relató.

Como fruto de este amor nacieron sus hijos Mariano y Dariana Romo, quien al igual que sus padres decidió seguir sus pasos en la actuación.

Sin embargo, fueron 10 años después que su historia de amor terminó por “falta de compatibilidad” y, aunque intentaron volver en dos ocasiones, ambos terminaron entendiendo que lo único que les quedaba era ese amor de hermanastros.

“Yo estaba enamorada del chico del que yo había conocido, no del hombre en el que se había convertido. Y ese hombre, y esta mujer, no tenían compatibilidad. Lo amaré toda la vida, es un gran padre, es un hombre extraordinario”, remató.