Lucero narra cómo vivió la escuela en su niñez mientras iniciaba en las novelas: “fue difícil”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La intérprete habló sobre cómo dividió su tiempo entre clases y las grabaciones de la telenovela 'Chispita', de 1982

Lucero abrió el baúl de los recuerdos para platicar con el público sobre cómo fue que vivió su etapa escolar mientras comenzaba a trabar en la telenovela ‘Chispita’, de 1982.

En su podcast titulado ‘Aquí Lucero con voz propia’, la cantante narró que a pesar de la distancia y las múltiples actividades que tenía que cubrir, la niña siempre tuvo el ánimo de seguir preparándose a nivel académico.

La estrella recordó con mucho cariño a su madre, la señora Lucero León, quien le puso como condición seguir estudiando para que pudiera seguir trabajando en la pantalla chica. “Tenía que sacar buenas calificaciones”, dijo.

Previo a iniciar con las grabaciones de su primer melodrama, Lucero contó que pasó por muchos cambios como dejar de vivir en su hogar para cambiarse a otro y buscar una escuela nueva.

Sin saber inglés, la joven tuvo que hacer un examen de admisión a un colegio bilingüe al que no pudo entrar hasta que se empeñó en un curso de dos meses para entrar y así fue cómo la cantante habló una nueva lengua.

Con sus buenas calificaciones, ‘Lucerito’ siguió con entusiasmo sus clases, pero todo se complicó con sus tiempos cuando inició a trabajar en la telenovela ‘Chispita’.

“Se grababa 15 días y se descansaba 15 días para que yo pudiera ir a la escuela, pero claro, los 15 días que iba a las grabaciones, terminaban como a las 3 de la tarde, en lo que llegaba a la casa y comía, me daban las 4 y tenía una maestra particular que me daba clases toda la tarde, casi todos los días, Ms. Mireya, me daba clases de todo”, describió.

A pesar de las jornadas pesadas, la cantante aseguró seguir con entusiasmo sus dos etapas, la artística y la académica, pero confesó que estuvo cansada durante mucho tiempo.

“Hay algunas escenas donde tengo unas ojeras hasta las rodillas, pero era porque estaba cansada, fue una temporada difícil, pero yo estaba tan contenta, para mí fue una etapa esos 12 años de responsabilizarme mucho, de aprender mucho, a disciplinarme, a no hacer tanto relajo ni tanta platicada para cumplir con todo”, contó.

El primer actor Eugenio Cobo le aconsejó a la madre de Lucero que comenzara a llevar a su hija al psicólogo, pues cuando arrancara la telenovela, la niña se enfrentaría a una popularidad extrema que tendría que manejar porque iba a enfrentar una popular diferente a la que tenía con el programa semanal ‘Alegrías de mediodía’. “Con todo eso que va a empezar a experimentar con la fama y la popularidad porque va a ser muy exitosa”, expresó.

La interprete comentó que, entre sus múltiples actividades, la cita con el psicólogo nunca se concretó. Sin embargo, consideró que esa labor la ejecutó con éxito su mamá: “Con sus consejos y educación me fue guiando muy bien, nunca sentí que era algo especial o diferente. Agradecía mucho hacer lo que estaba haciendo”.

Así es como Lucero seguirá develando anécdotas sobre su carrera artística en su podcast titulado ‘Aquí Lucero con voz propia’.