¿Por qué Edith González salió de la telenovela ‘Rosa Salvaje’?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los protagonistas del melodrama respondieron al cuestionamiento que existe desde la década de 1980

Con la retransmisión de ‘Rosa Salvaje’ por TLNovelas, el elenco protagónico de este melodrama se reunió para revivir el éxito rotundo que fue el proyecto en la década de 1980, el cual llegó a varias pantallas a nivel mundial.

Verónica Castro, Jaime Garza, Laura Zapata y Liliana Abud se reunieron en una transmisión en vivo donde despejaron algunas incógnitas sobre esta producción.

En la conversación, los actores abordaron el momento en el que Edith González dejó la telenovela de Valentín Pimpstein y fue sustituida por Felicia Mercado.

Yo creo que a ella le chocó cuando le aventabas los espaguetis”, señaló Laura Zapata a Abud en la transmisión que se hizo por el canal de YouTube de TLNovelas.

“Además de que Pimpstein no dejó que se quitara nada durante una hora, o sea la dejó en secuencia con todos los espaguetis en el foro y se encendió. Se puso furiosa”, añadió esta última.

Por su parte, Verónica Castro dijo que ella no supo los motivos de Edith para abandonar la producción, pero sí aceptó que el trabajo con Valentín Pimpstein no era fácil.

“Sí se quiso salir, pero ese fue uno de los motivos... porque fueron varios”, continuó Laura Zapata.

Aunque las tres actrices lamentaron la salida de Edith González, coincidieron en que el reemplazo por Felicia Mercado fue benéfico, puesto que permitió varias polémicas escenas con la protagonista.

Las declaraciones de Edith González

Por su parte, en una entrevista que se le realizó a la actriz por el canal de YouTube +telenovelas, comentó que sí le incomodó el hecho de ser la antagonista cuando ella ya había protagonizado más de un melodrama.

Yo ya venía de protagonizar (otras telenovelas) y me pedían que fuera antagónica. Yo digo ‘está padre’. En ese momento ser antagónica de Verónica no tenía ningún problema, lo que era gacho es que ya te habían subido y ‘órale mi reina, vas para atrás’. También hubo experiencias no gratas, no había el trato humano que debería haber habido”, explicó.

Fue así como Edith tomó una de las decisiones más recordadas en el mundo de las telenovelas.

“Y renuncié. Entonces la gente pensó que a mí me sacaron, pero no, a mí nadie me sacó, yo renuncié. En ese tiempo no me importó si iba a ser mesera toda mi vida o si iba a tener que conducir un taxi. O sea, cualquier cosa, menos aguantar una humillación”, concluyó.