¿Qué pasó con la herencia de Cantinflas?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Te contamos que sucedió con la eterna disputa legal que enfrentaron Mario Moreno Ivanova y Eduardo Moreno Laparade

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras la muerte de Eduardo Moreno Laparade a causa de Covid-19, una de las situaciones más polémicas que salieron a la luz fue la eterna disputa legal que enfrentó contra Mario Moreno Ivanova por la herencia de 'Cantinflas', quien era su tío.

El 20 de abril de 1993 murió el emblemático actor Mario Moreno ‘Cantinflas’ a consecuencia de cáncer de pulmón. Tras el deceso de la estrella del cine mexicano, su fortuna ascendía a 25 millones de dólares, sin contar el valor de sus propiedades.

Hasta el día de su muerte, la estrella contaba con cinco casas, una cadena de peluquerías y salones de belleza, una colección privada de arte, un avión privado, el rancho 'La Purísima', que contaba con más de 400 hectáreas, automóviles y departamentos en Acapulco; con estos inmuebles, la fortuna sumaba 75 millones de billetes verdes, de acuerdo con información de The New York Times.

Una de las posesiones más preciadas fueron los derechos cinematográficos de las 39 películas que realizó ‘Cantinflas’ y cuyo heredero fue su hijo, Mario Moreno Ivanova, quien falleció hace unos años.

Sin embargo, el sobrino de Mario Moreno comenzó una disputa legal luego de argumentar que aquellos derechos le fueron cedidos un mes antes de la muerte del artista.

Por su parte, mientras su hijo estuvo con vida, las peleas judiciales con su primo se alargaron hasta tres años antes de su muerte, en 2017, ya que perdió la vida a causa de un infarto fulminante.

Y es que, en el 2014, la Corte Suprema de México dictaminó que Eduardo Moreno Laparade era el “sucesor de los derechos cinematográficos” de 'Cantinflas'.

Entre tanto, la disputa se hizo pública, destapando en el camino, varios secretos como la adicción a la cocaína del hijo adoptivo de Mario Moreno, culpable de los malos manejos de la herencia en la que desaparecieron varios millones de dólares, además de algunos inmuebles. Pero la culpa, según Moreno Ivanova, fue de los bancos.

“Mi papá tenía cuentas en España, Islas Caimán, Nueva York y México, y al fallecer fui a los bancos a informarles del deceso, para congelarlas y hacer los inventarios de la herencia, pero el saldo de Banamex, en donde yo sabía que había como 68 o 70 millones de dólares, solamente encontramos 13 mil pesos”, dijo en el 2003 a El Universal.

Pero la familia dio otra explicación para ello: Moreno Ivanova se habría gastado todos los fondos de su papá en quitarle los derechos cinematográficos a su primo. Sobre todo, porque él mismo, en una entrevista, asumió que había tenido que vender parte de su patrimonio para continuar con la batalla por los 'copyrights' de películas como 'El barrendero' o 'El padrecito'.

Sobre qué sucederá con los derechos de las películas de Mario Moreno, aún no se tiene nada confirmado y la familia no ha dado a conocer su postura.

Finalmente, se espera que se cumpla una de las consignas de ‘Cantinflas’, la cual decía: “La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda hacer feliz a los demás”.