Tras bajar más de 18 kilos, Romi Marcos, hija de Niurka, impacta al aparecer en lencería

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los seguidores de la joven aplaudieron la seguridad con la que presume su nueva figura

Desde que Romi Marcos reveló que había comenzado a bajar de peso, no ha dejado de mostrar los resultados en sus redes sociales. Sin embargo, esta vez la hija de Niurka impactó a sus seguidores al aparecer en lencería y presumir, nuevamente, su figura tras perder más de 18 kilos.

Fue a través de su perfil oficial de Instagram que la joven youtuber compartió una fotografía en la que aparece en lencería roja, todo con el objetivo de mostrar los resultados de su constancia y regimen de alimentación.

Aunque la fotografía le valió miles de piropos, tanto de seguidores como de famosos, esta no fue la única que compartió, pues días antes se animó a posar en lencería negra desde su cama, sorprendiendo con su publicación a sus más de 352 mil seguidores, quienes la felicitaron por la seguridad con la que presume su nueva figura.

“Omg”, “Qué guapa”, “Qué sexy”, “Qué preciosa”, “Estás hermosa”, “Eres perfecta”, “Eres inspiración”, “Soy tu fan, cañón”, “Increíble”, “Eres ejemplo de constancia”, “Puro fuego”, “Espero tener esa fuerza de voluntad para llegar al escalón en el que tú estás”, “Eres ARTE”, “Qué preciosa mi Romi” y “Me motivas”, fueron algunos de los mensajes que aparecieron en su publicación. Incluso, Luz Ramos, a quien pronto veremos en Imperio de Mentiras, le dedicó una serie de emojis con ojos de corazón.

Posterior a esta publicación, Romi Marcos habló de lo feliz que se siente con su nuevo estilo de vida, precisando que fue hace casi un año cuando comenzó a perder peso con la dieta cetogénica.

“El 8 de julio de 2019 fue mi primera consulta. Ese día yo pesaba 71 kilos con 200 gramos y pues nada, a partir de ahí mi vida cambió completamente. Ha sido un proceso en el que estoy a punto de cumplir un año y soy la más feliz”, declaró durante una transmisión en vivo con su nutrióloga Debhora García.

Asimismo, aseguró que aunque el confinamiento no ha sido su mejor aliado, pues ha subido de peso, reconoció que seguirá echándole todas las ganas hasta llegar a su peso ideal.

“La última vez que me pesé, estaba en 57, o sea, pesaba 53 y ahorita ya subí por la pandemia, por la cuarentena y por lo que sea, pero sigo estando bien en cuanto a mi grasa (…) Ya me estoy cuidando con la intención de bajar esa grasa que he subido en la cuarentena porque esto me valió, fue mi época de tragar delicioso (…) Ha sido casi un año de tener altas y bajas, de recaer (…) pero aquí estoy”, apuntó.