Violeta Isfel revela que antes de ser actriz animaba fiestas infantiles: “mis papás eran payasitos”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recordó cómo inició su carrera en la televisión y cómo obtuvo su primer protagónico infantil en la telenovela ‘La última esperanza’

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Violeta Isfel habló como nunca antes de su infancia y sus pininos en la actuación, dejando al descubierto que antes de ser actriz animaba fiestas infantiles junto sus padres, quienes se desempañaban como payasitos.

“Mis papás fueron payasitos en pareja en el pueblito de la Magdalena, Coacalco (Estado de México). Ellos eran los payasitos de todas las fiestas. Siempre vi a mi papá memorizando sus libretos, creando sus propios sketches con mi mamá, ensayando en la casa… prácticamente fue parte de mi vida”, recordó sobre su infancia en un programa matutino.

La actriz indicó que, debido a que se desenvolvió en un ambiente de actores fue que comenzó a animar fiestas junto a sus papás, revelando que imitaba a grandes estrellas de la música.

“Yo imitaba a artistas en lo que papá pasaba de mimo a payaso; imitaba a Rocío Dúrcal, a Thalía, a Alejandra Guzmán. Mi mamá me confeccionaba todos los vestuarios”, contó.

Violeta Isfel detalló que sin saber que la actuación se convertiría en su profesión, se divertía interpretando diferentes profesiones con sus amigos, detallando que fue su abuelo quien la animó a seguir ese sueño.

“Yo nací actriz. Yo les decía a mis amigos: ‘Vamos a jugar a la escuela, yo soy la maestra’. Andaba haciendo escenas en todos lados sin saber que estaba actuando (…) Mi abuelo amaba cantar, amaba el mundo artístico, pero tenía un pánico escénico terrible y al verme a mí, sin pena y sin nada, a él le daba un gusto impresionante”, aseveró.

Por último, la intérprete de 'Antonella Rincón' en 'Atrévete a Soñar' reveló que su primera oportunidad en la televisión ocurrió cuando acudió a una convocatoria infantil de Televisa para participar en ‘Carrusel de las américas’ y aunque detalló que en aquel proyecto no se quedó, precisó que le hablaron después para trabajar en ‘La última esperanza’ (1993).

“Un buen día nos hablan para dar vida a la protagonista infantil de ‘La última esperanza’, que era con Mariana Levy. Me habla mi mamá y me dice: ‘Te traje porque quisiste que te trajera, pero si voy a ir al casting para que lo hagas mal otra vez, es la última vez que te traigo (…) Me quedé pasmada y como no le dije nada, me agarró de la mano y ya íbamos de regreso, y llorando le dije: ‘No mamá, te juro que lo voy a hacer bien’ (…) me aprendí toda la novela, noventa y tantos capítulos y los memoricé todos”, remató.