/352097/snapshot1565116194688.jpg
Ver video

Antes de la fama, Ferdinando Valencia trabajó en el campo: “Vendí mis becerros y me enamoré de la actuación”

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Previo al duelo que actualmente vive, el actor contó en exclusiva a Las Estrellas la inspiradora historia detrás de su carrera

“Yo nunca pensé en ser actor, nunca lo consideré en mi vida. De hecho, lo despreciaba”: así es como Ferdinando Valencia comenzó a contar en exclusiva para Las Estrellas la historia de cómo llegó a la pantalla chica.

“Nací en un pueblo que se dedica a la producción agropecuaria. La gente se dedica al campo y yo no tenía por qué ser la excepción, menos considerando que amo el campo”, continuó el actor, quien el pasado 4 de agosto despidió a su difunto hijo Dante en una misa de cuerpo presente en su natal Comala, en Colima.

“Un día me levanté a cargar unos becerros y después me fui a trabajar con mi patrón. Yo estaba ordeñando cuando llegó y me dijo que me iba a llevar a hacer un casting para el CEA (el Centro de Educación Artística de Televisa)”, recordó Valencia.

Meses antes, Valencia había terminado su carrera como Ingeniero Zootecnista Administrador en la Universidad Autónoma de Guadalajara.

“Regresé a mi pueblo, me puse a ejercer mi carrera, pero trabajas mucho y ganas muy poco. Me pegaba mucho porque trabajaba demasiado y ganaba nada (…) Yo recuerdo que le dije (a mi patrón) que yo no iba a hacer esas cosas (el casting). Él me dijo que era mi patrón y que si quería que me pagara el día tenía que ir a hacerlo. Fui, lo hice y me quedé”, señaló.

Aunque ya había pasado la primera etapa de pruebas, Ferdinando Valencia recuerda que desde su primer casting le nació el ‘gusanito’ por saber por qué se había quedado, por lo que un par de meses después aceptó a acudir a una prueba final en la Ciudad de México, la cual pasó. En ese momento, se enfrentó a tomar la decisión que cambiaría su vida para siempre.

“Hice el casting y me quedé, entonces vendí mis becerros, mi camioneta y lo poquito que tenía para ver qué pasaba con esa carrera y lo que pasó fue que me sorprendió con una forma de vida diferente. Me enamoré de la actuación, de encontrar cosas diferentes al tipo cuadrado de pueblo que era yo en ese momento. Era mucho mejor persona, pero era cuadrado”, dijo a Las Estrellas.

El actor dice que tomó su paso por el CEA con la seriedad necesaria: jamás faltó a ninguna clase e incluso fue de los afortunados que tras graduarse obtuvo su debut televisivo de la mano del aclamado productor José Alberto ‘El Güero’ Castro.

“Me dediqué al 100% a la carrera, por lo que puedo decir que fui el único que en tres años no tuvo una sola falta de asistencia, cuando eran 12 horas de clase, y el último día de clases estaba haciendo yo mi primer casting para ‘Código Postal’ y me quedé. Después de eso, me aventé siete novelas sin descansar, luego ya descansaba unas semanas, pero seguía haciendo novelas, teatro, series y hasta la fecha que ya sumo casi 20 proyectos en televisión”, destacó.

Para Ferdinando Valencia su papel en ‘Código Postal’ fue gratificante porque lo obligó a crecer como actor, pues dice que no se sentía tan preparado. Además, afirma su personaje de 'Guillermo' le abrió las puertas en la televisión mexicana.

“Me quedo mucho con mi primera novela, que fue ‘Código Postal’. Creo que es un trabajo que no me gusta en lo más mínimo cómo lo hice, pero representaba la necesidad de que alguien me diera la oportunidad y me quedo con el hecho de que ‘El Güero’ Castro me la dio. A partir de ahí, despegué. Aprendí mucho en esa novela, para mí fue básico arrancar en esa novela y más con ‘El Güero’ Castro”, concluyó.