Ver video

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman encuentran la paz tras la muerte de su hijo Dante

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor precisó que encontraron un poco de tranquilidad durante un viaje que realizaron a Tapalpa, Jalisco

El pasado 3 de agosto, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman enfrentaron la muerte de su hijo Dante, de tan solo tres meses de edad. Ante la partida de su bebé, el actor y la modelo buscan poco a poco sobreponerse al dolor y retomar su vida diaria, por lo que mostraron en redes sociales que viajaron Tapalpa, Jalisco.

El primero en compartir detalles de la visita fue Ferdinando Valencia, quien a través de su cuenta oficial de Instagram publicó una fotografía que se tomó frente a la Catedrál de Tapalpa y en la que destacó que ya encontró un poco de paz luego de la difícil situación que vivió en los últimos días.

“Un poco de paz, la magia de los pueblitos de México es única, ¿verdad?”, precisó el galán de telenovelas, quien destacó que ha salido adelante gracias al apoyo de sus amigos y familiares más cercanos. El retrato del actor consiguió en menos de 24 horas más de 145 mil ‘Me gusta’.

Tanto sus seguidores como varios compañeros del medio le enviaron mensajes positivos. “A disfrutar de esa paz mi hermano, abrazos”, detalló Paco de María, mientras que Karla Pineda indicó: “Abrazo amigo. Dios con ustedes y en mis oraciones para siempre”.

Brenda Kellerman también compartió algunas imágenes del viaje que realizaron al pueblo jalisciense; sin embargo, la modelo costarricense optó por publicar una tierna fotografía al lado de su pequeño Tadeo, quien ha sido su más grande consuelo en estos momentos de dolor.

“Con mi enano hermoso de paseo en Tapalpa”, señaló la exconcursante de ‘Reto 4 Elementos’, quien minutos después posteó un video de Tadeo en el que aparece dormido.

Dante, quien falleció hace poco más de una semana, y Tadeo nacieron el pasado 24 de abril en Coral Springs, Florida. Al poco tiempo, Dante presentó problemas de salud por una meningitis bacteriana, que lo mantuvo hospitalizado en Estados Unidos 23 días.

Tras ser dado de alta, la familia Valencia Kellerman se trasladó a México, pero días después el pequeño recayó, sufriendo insuficiencia renal, cardiaca, neumonía, derrame cerebral y la amputación de una de sus piernas. Pese a la atención médica, el bebé perdió la vida a los 3 meses de edad.