/352097/snapshot1565116194688.jpg
Ver video

Tras muerte de Dante, Ferdinando Valencia protagoniza tierno video junto a Tadeo, su otro mellizo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

A una semana de la muerte de Dante, el actor reapareció junto a su otro mellizo

Tras la muerte de Dante el pasado 3 de agosto, Ferdinando Valencia indicó ante los medios de comunicación se me mantendría alejado de las redes sociales por algún tiempo. Sin embargo, este fin de semana reapareció junto al pequeño Tadeo, su otro mellizo.

La encargada de compartir este tierno y mágico momento fue su novia Brenda Kellerman, quien a través de sus historias de Instagram publicó un video en el que se le puede ver al actor, de 36 años, convivir con su hijo.

Pese a que el protagonista de telenovelas disfruta de la compañía de Tadeo, su rostro refleja tristeza por la partida de Dante, quien murió a causa de una meningitis bacteriana.

Durante estos últimos días, la pareja ha tratado de sobrellevar la ausencia de su bebé, tratando de retomar su vida con ayuda de familiares y amigos. Incluso, este fin de semana recibieron la visita de Jhon, hermano de Brenda, que viajó desde Costa Rica para conocer a su sobrino.

A diferencia de Ferdinando, Brenda Kellerman se ha mantenido muy activa en redes sociales, documentando en sus historias los momentos más significativos junto a Tadeo y las charlas con sus hermanos.

Dante y Tadeo nacieron el 24 de abril de 2019 en Coral Spring, Florida. A los pocos días de nacido, Dante presentó problemas de salud y fue hospitalizado por una meningitis bacteriana que lo llevó a permanecer 23 días internado.

Tras ser dado de alta, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman se trasladaron a México con sus bebés, sin embargo, Dante sufrió una recaída por la que enfrentó problemas en el corazón, riñones, pulmones, cerebro y la formación de un coágulo en una de sus piernas, la que se cree, tuvo que ser amputada días antes de su fallecimiento.

Dante murió el pasado 3 de agosto luego de permanecer delicado de salud por 100 días. El cuerpo del bebé fue despedido con una misa en Comala, Colima, tierra natal de Ferdinando Valencia.