Jaime Camil

Televisa

Los 5 mejores momentos de Jaime Camil, el galán por excelencia de las telenovelas

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recordamos los mejores momentos y escenas de Jaime Camil en las telenovelas mexicanas.

Es momento de hablar de uno de los hombres más apuestos y sensuales que las telenovelas mexicanas han visto pasar: Jaime Camil. Este actor no solo destaca por tener una sonrisa que derrite a más de una, sino que además su talento ha trascendido las barreras de la televisión, los escenarios e incluso el idioma. ¿Por quo? Porque hoy en día Jaime es uno de los actores hispanos más importantes en todo el continente americano, pasando de ser un protagonista recurrente de telenovelas a tener su nombre en las marquesinas de Broadway.

Ahora, con el pasado de la familia Camil volviendo a tomar importancia en el gremio por la serie de Luis Miguel, hemos decidido repasar los mejores momentos que Jaime nos dio en los melodramas mexicanos: estos pueden ser desde un beso, una frase y hasta su última participación en las historias de la pantalla chica.

¿Está tu escena favorita en la lista? ¡Descúbrelo!

1. Lety y Fernando duermen juntos por primera vez en 'La fea más bella'

Si bien el refrito de 'Yo soy Betty, la fea' en México fue tan querido como controversial, es un hecho que la telenovela protagonizada por Jaime Camil y Angélica Vale, dos astros de los melodramas, fue un rotundo éxito. Actualmente podemos revivir por Las Estrellas la siempre genial 'La fea más bella' (2006-2007), esta historia en la que Jaime supo interpretar al interés amoroso... pero que también representaba al villano. ¿Su mejor momento en la telenovela? Cuando Don Fernando decide acostarse con Lety para salvar su empresa. Lo que comienza como una mala treta se transforma en amor verdadero.

2. Andrea y Mauricio se besan en el departamento en 'Mi destino eres tú'

Todos sabemos cómo inicia una historia pasional en las telenovelas: el galán invita a la mujer deseada a su departamento, se toman una copa de vino, cruzan sus miradas entre la luz de las velas y la noche oscura… y ocurre su primer encuentro de amor. Sin embargo, en la telenovela 'Mi destino eres tú' (2000) esto no sucede como tal. ¿A poco? A ver: sí, ambos acuden al departamento de él y con una copa de vino en la mano comienzan a besarse, sin embargo Andrea (interpretada por la gran Lucero) decide que aún no es momento de pasar a la cama. Una relación en la que ambos están de acuerdo con esperar para el momento adecuado, todo por amor. ¿Qué puede ser mejor que eso? :)

3. Amor en la playa en 'Las tontas no van al cielo'

Imagínate que estás disfrutando de una noche estrellada en la playa, con el sonido de las olas musicalizando tu estancia en uno de los lugares más bellos que hayas visto. De repente, Jaime Camil aparece y te jura amor, antes de pasar la noche juntos… Bueno, en 'Las tontas no van al cielo' (2008) pudimos ver cómo Candy y Santi vivieron uno de los momentos más románticos de las telenovelas. Ahí, entre la arena y el mar fuimos testigos de una relación unida por la pasión entre ambos. ¡Qué bello momento!

4. La transformación en mujer en 'Por ella soy Eva'

Uno de los retos más grandes que todo actor enfrentará a la hora de subirse al escenario es interpretar a un personaje que posee características completamente diferentes a las suyas. Aunque es parte de su trabajo, nadie puede asegurarnos que sea fácil. Sin embargo, cuando estas diferencias también son de género… ¡las cosas se vuelven mucho más complejas! Este sería el papel que nos demostraría que, definitivamente, Jaime Camil nació para las cámaras. En la telenovela 'Por ella soy Eva' (2012), su personaje tiene que hacerse pasar por una mujer, lo que le llevará a vivir una serie de conflictos más allá de su control. Basta con verlo intentando "entender" a las mujeres para darnos cuenta de ello. :D

5. La venganza de Lety contra Don Fernando en 'La fea más bella'

Repetimos: 'La fea más bella' es un referente muy importante en la cultura mexicana. Por eso agregamos una segunda escena de ella. Todos sabíamos que este momento llegaría, pero la forma en la que sucedió nos hizo compadecernos de Fernando Mendiola, quien había traicionado y engañado la confianza de la pobre Leticia Padilla Solís. En el momento en que ella revela a todos que él los engañó y perdió millones de dólares de su empresa, Jaime Camil suelta las lágrimas de traición y frustración más realistas que pudimos ver en la televisión mexicana. El resto, es historia… ¡pero qué gran historia!