6 reglas básicas para criar hijos con emociones sanas y más cercanos a nosotros

La psicóloga María Amelia Aguilar nos comparte estos consejos para acercarte a tus hijos y desarrollar una relación fuerte
Por: Televisa Digital
placeholderLead
123141569_822125111935310_6353188646892842371_n.jpg
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ser padres no viene con manual incluido y muchas veces cometemos los errores más comunes al criar a nuestros hijos por falta de conocimiento. Por eso es importante saber que hay 6 reglas básicas que no debemos olvidar para que nuestros hijos crezcan sanos emocionalmente:

1) Aprende a pedirles perdón
Desde siempre se ha creído que los padres nunca se deben disculpar con los hijos, ya que esto se puede tomar como una señal de debilidad o falta de autoridad.

Pero la realidad es que saber pedir disculpas te hace verte más humano y más real ante los ojos de tus hijos, y por lo tanto, que te perciban más creíble y cercano.

2) Aprende a dar las gracias
Recuerda que tus hijos son un espejo y ellos van a imitar todo lo que haces, así que si eres agradecido con ellos, ellos lo serán contigo y con todas las personas.

3) No te muestres como superior e inalcanzable
No está bien mirar a las personas por encima de nuestros hombros, ya que definitivamente no hay nadie mejor que nadie. Enseñemos a nuestros hijos a ser humildes y empáticos con todas las personas. Y eso empieza cuando aprendemos a escucharlos.

placeholder
María Amelia Aguilar: Señales para detectar las emociones desbordadas de tus hijos

4) Recuerda que somos ejemplo
Los primeros 18 años en la vida de tu hijo son primordiales en esto, ya que son como esponjas que absorben y observan todo. Tú serás el responsable principal de las primeras costumbres, ideas, actitudes y demás cosas que tu hijo aprenda, así que debes procurar cuidar tus palabras y acciones para evitar enseñarles algo que no quieres.

5) Recuerda que no eres amig@ de tus hijos
La idea es hacer un ambiente amigable en tu casa, donde tus hijos se sientan con la confianza para poderte contar cualquier problema que tengan, pero jamas te pongas a beber o a echar relajo como adolescente con ellos, eso los confunde.

6) Tenemos 2 ojos para ver, 2 orejas para escuchar y una boca para sermonear
Recuerda aprender primero a conocer y escuchar a tus hijos, a observarlos para conocerlos y a dejar los regaños para guiarlos y acompañarlos. Nuestros hijos nos necesitan para educarlos y esto se logra escuchándolos y validándolos, no nada más a través de nuestra autoridad.

Ya no es como era antes, hoy necesitan de unos padres receptivos, comprensivos y amorosos, pero también que saben perdonar y empatizar.

Recuerda que tú también fuiste niño y adolescente, tus hijos no han sido adultos, así que te recomiendo no cometer los errores que tus padres cometieron contigo. Tienes una nueva oportunidad; no la desaproveches.