¿Por qué no es correcto que hables mal del padre o madre de tus hijos?

facebook

twitter

whatsapp

Email

María Amelia Aguilar expone por qué es importante evitar decir cosas negativas del madre o padre de tus hijos, aunque estés peleado con ellos

Cuando eres el papá y hablas mal de la mamá de tus hijos, o viceversa, no solo siembras sentimientos negativos e incorrectos en un niño inocente, sino que además podrías llegar a faltarles al respeto.

Ellos no tuvieron nada que ver con el hombre que escogiste como esposo y padre o de la mujer que escogiste como esposa y madre, así que al hablarle mal de él o ella, sólo estás hablando mal de ti mismo y, por lo tanto, de tus elecciones.

Muchas veces es imposible no sentir sentimientos negativos por la otra persona, desencadenados por situaciones que vivieron y puede ser que el enojo te gane, que incluso quieras que tú hijx vea las fallas de su padre o madre, pero no necesita que tú se lo digas.

¿Entonces que hago?
Te guste o no, los niños se dan cuenta de lo que pasa en casa; así que no apresures lo que a su tiempo ellos conocerán. Créeme son niñxs y están en todo aunque tú pienses que no.

Y si un día tu hijx te pregunta por qué su padre o madre hizo esto o aquello, sin enojo alguno cuéntale, lo más claro y honesto posible, lo que sucedió. Recuerda que tú versión sólo es la mitad de la realidad.

Si en alguna ocasión le toca oír la otra versión de su papá o mamá, trata de que la tuya no siembre odio y permite que sea él mismo quien haga sus propias conclusiones, pues finalmente esa persona va a ser su mamá o papá para toda su vida.

Es importante que sepas que tu hijx, a la larga, apreciará que no le hayas hablado mal de su padre o madre aunque en realidad lo mereciera. Por encima de tus intereses y dolor, está el bienestar mental y emocional de tu hijo.

¿Pero no es mejor que sienta mi enojo?
No, porque es tuyo y necesitas ayudar a tu hijx a que forme una personalidad sana y cuando le toque formar una familia lo haga desde un lugar sano, no con sentimientos encontrados.

Recuerda que todos somos únicos e irrepetibles y que es tú responsabilidad lograr que tus hijxs sean buenos seres humanos.

Te dejo esta frase de reflexión:
Papá no le hables mal de mi madre, mamá no me hables mal de mi padre.
No dañen la imagen de lo más sagrado que tengo.
El odio entre ustedes para mí es dolor, lágrimas y soledad.
Juntos o separados, para mi son MIS PADRES.