Ver video

¿Alejarte de personas conflictivas y tóxicas puede mejorar notablemente tu salud?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La psicóloga María Amelia Aguilar expone por qué es importante no estar cerca de personas que están rodeadas de problemas con frecuencia

Estamos atravesando por momentos físicos, psicológicos y emocionales difíciles, que pueden afectar nuestra salud. Alejarse de problemas innecesarios ayudaría a mejorar significativamente nuestra salud física y mental.

¿A qué me refiero? A que muchas veces nos rodeamos de personas que en vez de aportarnos algo, absorben nuestra energía y hasta pueden llegar a robar nuestra paz.

Este tipo de personas no respetan y solo utilizan a los demás para su propia conveniencia, sin importarles si afectan a otros. No viven ni dejan vivir, y tenerlas cerca impide un avance personal de quienes los rodean. Son como vampiros energéticos que solo absorben lo bueno.

Pero ¿qué hacer si estas personas son familiares o compañeros de trabajo?

Aunque esto lo hace más difícil, no es imposible aprender a controlar nuestras emociones para no engancharnos ni caer en su juego. Esto se llama “distancia emocional”, que es tenerlos cerca pero siempre teniendo en cuenta que NO son dueños de nuestras emociones y estado de ánimo.

Los entornos tóxicos y conflictivos tienen una capacidad devastadora de contagio para nuestra salud. Cuanto más nos distanciemos de ellos, mejor nos sentiremos.

¿Y cómo logro esto?

Deja de regalarle tu atención a lo que estas personas hacen o dicen y enfócate en entender que es tu decisión quitarles el poder de hacerte daño sus acciones. Tal vez estas personas tóxicas no se dan cuenta que lo son y su intención no es imponer un mal ambiente, pero no saben cómo relacionarse positivamente.

La idea es valorarnos a nosotros mismos y exponer nuestros pensamientos y emociones sin temor a las consecuencias que esto pueda tener. Esto traerá un resultado rápido ya que nuestros problemas y cargas van a disminuir y recobraremos nuestra paz.

Dicen que cuando alguien tiene como motivación hacernos daño, lo mejor que podemos hacer es no darle atención, es decir, no permitas que acaben con tu autoestima e ignora cualquier mensaje negativo que vaya dirigido a tu destrucción.

La vida es demasiado corta para vivir en la angustia y mala vibra. Así que ama a la gente que te trata bien y aléjate de los que no lo hacen. Sin arrepentimientos. Sea quien sea, nadie tiene derecho a tratarte mal o a robarte tu paz.