¿Cómo nos afecta psicológicamente el uso del cubrebocas?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La psicóloga María Amelia Aguilar explica qué pasa en nuestras mentes en un mundo lleno de personas con mascarilla

En estos tiempos de pandemia, nos está costando mucho trabajo adaptarnos el ver a la gente con cubrebocas, ya que estamos muy acostumbrados a fijarnos y analizar las caras, gestos y expresiones faciales de las personas.

Ya que esto es algo natural, al no poder verlos y escucharlos bien, nos empezamos a desesperar , pues no podemos saber, por el simple hecho de la manera de cómo nos miran las personas, si alguien tiene algo en contra de nosotros.

Además, nuestro cerebro puede saber qué tan atractivo es el rostro de otra persona o si nos llama la atención en tan solo13 milésima de segundo.

Por eso, el uso de tapabocas nos está afectando de formas muy curiosas. Por ejemplo, una investigación desarrollada por la Universidad Canadiense de Lethbridge, titulada Face Perception Loves a Challenge demuestra que menos información genera más atracción. Es decir, el cubrir parcialmente la cara de forma vertial aumenta significativamente tu atractivo para los observadores.

Los autores del estudio, Lauren Krowicki y Javid Sadr, han utilizado un método de investigación único y los resultados indican que un 50 % menos de rostro produce un 40 % más de atractivo. Pero, como todos sabemos, los tapabocas no se usan de forma vertical sino horizontal, sin embargo la revista Vision Research , que acaba de publicar los resultados del estudio, señala que, “la conclusión general de que menos es más cuando se trata de ver un rostro que conduce a una mayor atracción, aún puede aplicarse al uso de una mascarilla”.

¿Por qué somos más atractivos con tapabocas?

Porque nuestro cerebro está obligado a recrear las partes del rostro que no se ven y que ósea nariz, pómulos y boca! Entonces esto hace que también se deje a la imaginación los gestos que las personas puedan estar haciendo.

Los ojos se vuelven más expresivos y esto por lo tanto los hace más comunicativos y por lo tanto más atractivos.

Este proceso no lo hacemos de forma consciente, el poder imaginar características deseables es una cualidad muy fuerte de nuestro inconsciente

Entonces por un lado el cubrebocas nos está causando angustia porque no estamos acostumbrados a no ver los gestos de las personas, pero por otro lado quizá nos esté dando más seguridad.

Sin embargo, todo esto es atípico y ya veremos cuál será al final el resultado verdadero de usar la mascarilla.

Pero por lo pronto, es el elemento más importante e indispensable para cuida nuestra salud en estos momentos.