Televisa

“Sólo pedí que le pintaran la boca": Stephanie Cayo habla de Pez en ¿Quién es la Máscara?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz de Club de Cuervos confiesa lo divertido que fue el haber participado en un reality como éste.

A pesar de la corta trayectoria de Stephanie Cayo en México, la actriz peruana nacida en Lima, ya forma parte de la familia de celebridades que participaron en la primera temporada de ¿Quién es la Máscara?.

Su interpretación del personaje Mary Luz en la serie Club de Cuervos de Netflix ha sido su primera experiencia como actriz en este país: “Yo creo que el público de Televisa no me conocía; mi carrera en México empezó con Club de Cuervos. Después de la cuarta temporada, yo he sentido el cariño de la gente en este país. Como yo no vivo ahí, es un regalito llegar, que te digan que vieron Club de Cuervos, y que te reciban con cariño”.

La actriz inició su carrera con tan sólo 10 años al participar en la exitosa telenovela peruana “Travesuras del Corazón”. A los 16, protagonizó “Besos Robados” y más tarde actuó en las telenovelas colombianas “El Secretario” y “La Hipocondríaca”.

Pero a pesar de que profesionalmente se ha desarrollado como actriz, Cayo no se siente cómoda al interpretar temas musicales frente a un público. Aceptó ser parte de ¿Quién es la Máscara? porque: “Me preguntaron: ¿te quieres poner a cantar sin que nadie sepa que eres tú? Me dijeron que iba a estar disfrazada y que me podía lanzar a hacer lo que quisiera”, confesó divertida.

“Me pareció muy divertido, me pareció una locura.” Y es que para la actriz, las reglas del reality fueron muy claras desde el principio: “uno puede hacer lo que quiera y ser un personaje gracias a un disfraz”. Incluso, la forma en la que la producción manejó la secrecía le pareció muy entretenida, ya que las celebridades que participaron en el programa tenían “una sudadera con una capucha negra y una máscara como de fumigador con la que nadie podía vernos. En el camerino no te ves con nadie; no podía ir ni al baño sola”.

La relación que Cayo desarrolló con su personaje fue fugaz, pero a través de platicar con la producción y de “hablar sobre qué cosas, qué objetos eran importantes para mí; qué proyectos había hecho últimamente” fue como pudo desarrollar al personaje a través de sus pistas. También arregló uno que otro detalle a Pez para darle un poco más de personalidad: “Sólo les pedí que le pintaran la boca y le pusieran pestañas, y ya está”. ¡Y cómo olvidar la gran boca roja de Pez!

De no haber sido un pez, la actriz confesó que le hubiera gustado interpretar a un dragón, ya que bajo el horóscopo chino, nació en 1988, año del dragón.