Anahí destapa el sueño de su hijo Manu y se conmueve al recordarlo: “Me muero de ternura”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz habló de las lecciones que su hijo mayor le ha dado durante la pandemia del Covid-19

Sincera y transparente como siempre lo ha sido, Anahí destapó uno de los sueños de Manu, su hijo mayor, el cual se ha visto truncado a causa de la pandemia del Covid-19.

Fue durante una plática con su amigo y conferencista Daniel Habif que la cantante habló de las lecciones que su hijo, de tan solo tres años, le ha dado durante el confinamiento y a la vez, del deseo que le pide todas las noches a las estrellas.

“Yo le hice todo un cuento del bichito, que hay bichitos afuera, y él ya le cuenta en las videollamadas a sus abuelos ‘solo en mi casa no hay bichitos, entonces aquí puedo estar sin tapaboca’, (pero luego me pregunta) ‘¿mamá cuándo voy a ir a Disney?’ y yo ‘cuando no haya bichitos’, entonces, todas la noches le pide a la estrella, que está en el cielo, que ya no haya bichitos para poder ir a Disney, ese es su sueño (…) Me muero de ternura”, dijo visiblemente conmovida y con los ojos cristalinos.

La exintegrante de RBD también aseguró que Manu es el más disciplinado de la familia, pues además de no tocarse la cara cuando está en la calle, el cubrebocas no se lo quita hasta que llega a casa.

“Son impresionantes los niños, de verdad que yo veo y digo ‘wow, qué lección nos da’ porque se pone su tapaboca y no se lo quita hasta que volvemos a la casa, pero es una cosa que yo digo ‘tiene tres años’, no sé, como que siento que yo lo hubiera aventado”, agregó.

Del mismo modo, la intérprete de 'Me hipnotizas' y 'Mi delirio', detalló que durante el periodo de distanciamiento social ha tratado de mantenerse tranquila y firme, pues siente que si ella flaquea, sus hijos también pueden hacerlo.

“He tratado de estar en mi centro, de estar tranquila y de darle esa tranquilidad a mis hijos (…) Manu tal vez no entienda bien qué pasa, pero a un niño de tres años al que le tienes que poner tapaboca y careta para ir al pediatra si me dice de repente, ’mami qué pasa’ (...) Su pedestal no puede moverse”, precisó.

Finalmente, Anahí confesó que aunque al inicio de la pandemia sí resintió el distanciamiento social, aseguró que la meditación ha sido su mejor aliada durante esta etapa.

“Ha habido momentos (difíciles) porque creo que el encierro te empieza a desquiciar, pero creo que la hemos llevado bien (…) Gracias a Dios, hasta ahorita, todos estamos bien, estamos cuidándonos muchísimo y pues yo a lo único que he salido es a las vacunas del bebé. Estoy extrañando a los míos, a mi hermana, a mis papás (…) Pero sí, hay momentos en los que me siento más fuerte y de un tiempo para acá me he refugiado mucho en la meditación, en la yoga y en la fe”, puntualizó.