Ver video

Así recordó Angélica Rivera los últimos días de vida de su abuelo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz regresó a México para darle el último adiós a Mario Vargas, quien falleció a los 98 años

Angélica Rivera regresó a México para asistir al servicio funerario de su abuelo Mario Vargas, quien murió a los 98 años.

Acompañada de sus dos hijas Sofía y Regina, la actriz atendió a los medios de comunicación para compartir algunos detalles sobre cómo fueron los últimos días de vida de uno de sus seres más queridos.

“Mi mamá lo cuidó hasta el último día y se fue feliz, se fue contento, recordamos lo que nos enseñó y deseamos que descanse en paz”, expresó en una pequeña rueda de prensa.

La ex Primera Dama de México aseguró que el deceso de su abuelo fue por causas naturales y destacó que siempre lo recordará como un hombre fuerte. “Era un roble, él siempre dijo que cuando dormía y le daba el beso a la abuela, ‘quiero tener una muerte en paz, sin dolor y sin vergüenza’”.

Sobre su lecho de muerte detalló que Mario Vargas “se despidió de todos nosotros, se quedó dormidito, nos tomó de la mano, nos dio a cada uno de sus hijos un consejo, a mí me dio un consejo que me voy a quedar en el corazón”.