Brenda Zambrano confiesa que gracias a que se quitó los implantes de seno le regresó el deseo sexual

En entrevista exclusiva con Las Estrellas, la modelo habló del tormentoso proceso que vivió antes de notar cuánto afectaron a su salud los implantes
Por: Paulina Flores
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A un mes de someterse a una cirugía para remover sus implantes de seno, Brenda Zambrano narra en exclusiva con Las Estrellas el tormentoso recorrido que tuvo que pasar para darse cuenta de las duras consecuencias que esta operación estética provocó en su salud física y emocional.

Y es que, la ex participante de realitys como 'Guerreros 2020' y 'Acapulco Shore' confesó que antes de la cirugía de reconstrucción presentó fuertes síntomas como depresión, afectaciones bucales, estrepitosas subidas de peso y, una de las que describió como más extrañas a su edad, la pérdida de la libido.

"Empecé a tener muchos síntomas y uno de ellos, se lo quiero compartir a todas las mujeres, que de verdad es muy extraño, perdí completamente el libido, yo no quería tener relaciones con mi pareja, fue raro en mí, tengo 28 años y no querer la vida sexual a mi edad es muy extraño, lo platiqué con mi mamá, con mis amigas, con mi psicólogo o sea dije 'sí, puedo tener traumas de mi infancia pero, ¿por qué esto no me pasaba antes, no?'", compartió. "Estuve subiendo mucho de peso, retenía líquidos horrible, mis encías me sangraban, empece a perder el cabello, estaba deprimida completamente, no quería disfrutar nada".

Brenda Zambrano, de Acapulco Shore, aparece bailando tras quitarse los implantes: “Así me queda ahora un top”

En medio de la incertidumbre y el desconocimiento de la razón que la mantenía en casa casi sin querer salir, recordó, que habló en varias ocasiones de su experiencias con sus seguidores a través de varias historias de Instagram, donde recibió sugerencias que decidió seguir como consultar a un especialista en tiroides, haciéndose exámenes de los que salió en perfectas condiciones.

Fue hasta que coincidió con una mujer que había pasado por la misma situación y quien le compartió información sobre Enfermedad del implante mamario, misma de la qe habló con sus antiguos cirujanos, quienes, resaltó, minimizaron sus síntomas y le aseguraron que no había nada comprobado sobre esta enfermedad.

Brenda Zambrano llegó con el médico indicando quien la orientó y ayudó en este proceso hasta llegar a la cirugía para remover los implantes, misma en la que se dio cuanta que uno de ellos se había rotó.

"Obviamente tenía los síntomas más intensos porque tenía una bubbie contracturada, yo no me di cuenta que tenía el implante roto hasta que ya me operaron, tuve que adelantar la cirugía por lo mal que me sentía, obviamente el cuerpo está rechazando el implante, el cuerpo me pedía que sacara eso", dijo.

La también influencer contó el rápido efecto que surtió la cirugía en su cuerpo, pues en menos de una semana recuperó además del libido, el humor, la motivación para hacer su día a día y pararon las afectaciones físicas, como la caída de cabello y el sangrado en las encías.

"Te juro que a los dos días (que me quitaron los implantes) las encías me dejaron de sangrar, el libido a la semana regresó yo ya sabes ya quería cachondear todo el tiempo. Desaparecieron muchos síntomas, imaginate que te vuelva el libido, antes mi cuerpo no lo pedía", declaró.

Brenda Zambrano se mostró convencida de los innumerables beneficios físicos y psicológicos que notó tras quitarse los implantes y aunque reconoció que al inicio le preocupó su aspecto físico, el tener una alta autoestima y poner sobre cualquier cosa banal su bienestar.

"Me siento bien, creo que nuca debí tomar el camino de operarme, creo que uno tiene que crecer, cuando uno es más pequeño quiere comerse al mundo, ser la más sexy, la más bonita, que todo el mundo me estuviera viendo, ahora que uno sienta cabeza y se da cuenta que todo eso es banal y que lo que más importa es cómo te sientas por fuera, cómo te sientas emocionalmente es lo que vale la pena. Ahorita me siento muy bien de salud, emocionalmente y físicamente estupenda", destacó.

"Me siento mucho más cómoda de ponerme un escote y saber que no se me va a salir una chichi cuando esté grabando algo, brincando. Al principio también pensé que me iba a pegar verme con los senos pequeños, pero sirve mucho tener el autoestima alto, quererse, aceptarse, dije, primero estoy yo que unos implantes'".