Ver video

Entre lágrimas, Cecilia Galliano recuerda operación de su hija por bolita en el seno: “Golpeé cosas”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora contó detalles de la operación de seno a la que se sometió su hija en 2016

Con la sinceridad que siempre la ha caracterizado, Cecilia Galliano habló de uno de los momentos más difíciles de su vida: la operación de seno a la que tuvo que someterse su hija Valentina, en 2016, tras serle detectado un tumor maligno.

Fue durante el programa ‘La última y nos vamos’ que la conductora le contó a Yordi Rosado cómo fue que se enteró del tumor que tenía su hija y de cómo le hizo para convencerla de operarse sin decirle de la enfermedad.

“Yo estaba haciendo el programa de Sabadazo. Vale me llama y me dice ‘ma, me duele un seno’ y (le dije) ‘te debes haber golpeado’, pero cuando llegué y la vi, uno era más grande que el otro”, contó la conductora.

Tras esta anormalidad, Cecilia optó por llevar a su hija con un especialista, quien de inmediato le mando a hacer una mamografía. Una vez con los resultados, le médico le informó que Valentina debía ser operada de urgencia, pues los estudios habían arrojado signos malignos.

“Me llama el doctor y me dice ‘Cecy, como siempre te he conocido, ahora tienes que ser fuerte porque tenemos un problema… A Vale le encontramos una pelotita, una bola que tiene estrellitas, y cuando vienen estrellitas es muy probable que sea maligno. La tenemos que abrir lo antes posible y es probable que nos tengamos que llevar la mama”, relató.

La noticia le cayó como balde de agua fría a la presentadora, quien, dijo, en ese momento se encontraba en medio de las grabaciones de Sabadazo, programa de televisión que conducía junto a Omar Chaparro.

“Entré al camerino (…) Como bruta que soy, tiré y golpeé cosas. Fueron cinco minutos de catarsis y dije ‘perfecto, pues si es otra prueba que me quiere mandar, ¡órale!’. Entonces le llamé al doctor y le dije ‘no la vas a operar el lunes, la vas a operar mañana (…)”, precisó.

De acuerdo con Cecilia Galliano , Valentina nunca supo que la operarían de urgencia por un tumor en el seno, pues quiso evitarle un sufrimiento, por esta razón optó por vestirse de payaso y así tratar de convencerla de operarse.

“Entonces llegué con Vale, y yo hacía el personaje de un payaso en Sabadazo, y llegué vestida de payaso. Me dice ‘má, ¿qué haces vestida así? Te vine a contar chistes (…) Y le empecé a contar chistes y entonces le decía ‘¿sabes qué? Tú tienes una chichi más grande que otra, eso no está bueno para cuando tengas novios, entonces lo que vamos a hacer es operarlas porque tu mamá, ahora, tiene dinero para operarlas. Má, ¿estás loca? ¿por qué me quieres operar las chichis? Tú siempre le vas a hacer caso a tu mamá y de ahí le unía otro chiste”, confesó.

En aquel difícil momento, su hija, sin saber aún de qué la operarían, le hizo una petición a la presentadora, la cual no solo la impactó, sino también le permitió darse cuenta, una vez más, de lo fuerte e inteligente que era Valentina.

“Nos sentamos a comer y ella me dice ‘Má, está bien, sí tu quieres que me opere, me opero, pero yo puedo pedirte, por la duda que me pase algo, ¿tirarme en paracaídas? (…) Por si me muero en la operación, o sea, mi único deseo es tirarme en paracaídas y nunca me dejaste’. Y era de ‘está bien, primero te operas y después nos tiramos del paracaídas las dos’”, agregó.

Entre lágrimas, la conductora de ‘Vas con Todo’ relató lo difícil que fueron las horas que Valentina estuvo en la sala de operación, la cual resultó todo un éxito, pues no hubo necesidad de quitarle la mama.

“Entró a la operación y yo estaba muy nerviosa (…) Me dijo el doctor ‘tienes que estar dos horas al teléfono porque si tengo que sacar la mama, tienes que dar la autorización’. Fueron las dos peores horas de mi vida (...) Cuando salió de la operación, me llama el doctor y me dice ‘ya está Cecy, sacamos lo que teníamos que sacarle. No tuvimos que quitarle la mama y ya está cerrada”.

Finalmente, Cecilia Galliano indicó que fue hasta que Valentina estuvo en su habitación que le dijo la verdad sobre su operación, precisando que todo había sido muy difícil para ella, pese a que siempre estuvo acompañada de su hermana.

“Me agarró la locura, yo lo único que quería era verla. Entro a recuperación (…) la golpeaba y le decía ‘Valentina, despiértate’, ‘Valentina, abre los ojos’ y cuando los abre me dice ma, te amo’. Cuando llega a la habitación, abre los ojos y me dice ‘ma, estás hecha mierda (…), vete la cara que tienes” y entonces le dije ‘porque ahora te voy a decir lo que pasó’”, sentenció.