Eduardo Santamarina destapa que tocó fondo por el alcoholismo: ‘En una novela llegué borracho’

El actor habló de su enfermedad, destacando que para él fue terrible y que incluso pensó que lo correrían
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eduardo Santamarina habló como nunca del problema de alcoholismo que enfrentó hace algunos años, el cual afirma se negaba aceptar e incluso en algún punto afectó su carrera como galán de telenovelas, hecho por el que temió lo corrieran.

En entrevista con Yordi Rosado, el esposo de Mayrín Villanueva detalló que su enfermedad empezó desde joven y que fue algo progresivo, pero que él por muchos años no reconoció que no era alcohólico.

Es progresivo (el alcoholismo) y es mortal. Sí definitivamente (llegó una época crítica), afectas a todas las áreas de tu vida, tu familia, tu chamba, tus amigos, menos a tus cómplices, que también les ponía en la madre. Gracias a Dios nunca fui agresivo. Me gustaba esta cosa de tomar, pero al contrario, muy besucón, abrazaba a todo mundo, es más si yo veía que alguien se ponía violento o empezaba a llorar o me paraba o los paraba y los sacaba de la reunión… Fíjate nada más lo enfermito, yo decía ‘yo estoy bien y déjame en mi borrachera a gusto’, ponía mi música y me la pasaba con mujeres, mis amigos”, comentó.

Sin embargo, su etapa más crítica llegó cuando su carrera como actor comenzó a despegar y pese a sus múltiples proyectos, Eduardo Santamarina reconoce que seguía tomando e incluso reveló que en una ocasión llegó tomado a las grabaciones y tuvieron que parar sus escenas.

“Cuando empecé a trabajar ya como actor aquí en Televisa, ya empezó incluso a afectar a mis llamados, porque ya llegabas crudo, te vuelves tan cínico que llegas en vivo. Era terrible esa parte, porque tú te lavas los dientes, te bañas, un buen de perfume, chicles, pero hueles a alcohol. Imagínate dos o tres noches, hueles a alcohol, se da cuenta todo mundo, sudando frío y la cruda, en el camerino chupando otra vez. Eugenio Cobo siempre lo detectó y él en el primer ofrecimiento me dijo ‘vete a Oceánica’, no le hice caso, yo decía ‘yo lo controlo’. En una novela llegué borracho, empecé a grabar y según yo no se me notaba, cortan y me dicen ‘Eduardo se te nota, ¿puedes o no?’. Llegó la productora Lucero Suárez, psicóloga de profesión, me dice ‘vete a tu casa, descansa y mañana hablamos’”, destacó.

placeholder
Por primera vez, Eduardo Santamarina confiesa cómo su alcoholismo afectó sus telenovelas

En aquella ocasión, el actor pensó que su trabajo acabaría, pero destacó la ayuda que le brindó la productora, quien le dijo que contaba con ella, pero pese a esa confianza, él siguió tomando y su alcoholismo crecía.

Yo pensé ‘ya valí madres’, me van a correr. Ni me corrió, terminé la novela, habló conmigo y me dijo ‘cualquier cosa que necesites aquí estoy contigo, cuentas conmigo las 24 horas’. Eso me pudo más, dije ‘no le puedo fallar’, terminé la novela muy bien, pero por acá mi carrera alcohólica hasta que te empiezan los vacíos, que son los fondos”, precisó.

Fue hasta que tocó fondo que Eduardo Santamarina decidió pedir ayuda y comenzar un tratamiento, sin embargo, recayó, aunque tiempo después logró superar su alcoholismo.

“Cuando empiezas a tocar esos fondos, de quererte morir, que ves tu alrededor y no te gusta nada, es terrible. Yo tenía una carrera, una familia, unos amigos y todo muy bien hasta que llegan estos fondos y digo ‘yo ya no quiero esto para mí’… Salí y me volví a poner en la torre… Me daba vergüenza verme a mí mismo, me daba miedo, había mucho dolor, era terrible”, comentó.

El actor destacó que no pensó en el suicidio, pero que sí imaginó el dolor que su mamá sentiría si llegara a morir, hecho que no quería que viviera.

Yo veía la cara de dolor de mi madre, decía ‘no quiero eso para mí y no quiero eso para ella’, eso fue mi fondo más fuerte y necesito otra vida. Mi madre no se lo merecía, porque con un esposo alcohólico y luego un hijo alcohólico, pese a que muchos años me decía ‘ve el espejo que tienes en tu casa, estás yendo por el mismo camino que tu padre’”, precisó.