Geraldine Bazán asegura que son "ridículas" las acusaciones de supuesta brujería

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz tachó de irreal los señalamientos que hizo una revista en su contra. Además, responsabilizó al medio de lo que pueda sucederle

Geraldine Bazán utilizó sus redes sociales para mostrar su postura ante los ataques que realizó una revista en su contra, donde la acusan de haber realizado brujería a su expareja, Gabriel Soto.

A través de un extenso mensaje, la actriz hizo responsable a la revista de lo que pueda sucederle, tanto a ella como a sus hijas, pues expone que lo único que han querido hacer durante todos estos meses ha sido desprestigiarla.

"No hace falta decir que es mentira, todos lo sabemos. El público no es tonto, los medios de comunicación tampoco aunque se dejen manipular por una 'revista' con cero credibilidad. En esta orquestación de querer limpiar la imagen de unos y desprestigiarme a mí hay muchos caminos", escribió la actriz en su perfil oficial de Instagram al pie de una imagen que dice “Ridículo, absurdo y fuera de la realidad”.

En su publicación, Geraldine también lamentó que quieran hacerle daño, algo que ya no está dispuesta a soportar. “Con este tipo de acciones lo único que queda claro es qué hay personas que quieren seguir haciéndome daño en diferentes formas. ¡¡Pero ya fue suficiente!! (…) A estas mismas personas hago total y absolutamente responsables de lo que pueda sucederle a mis hijas o a mí”, agregó.

La intérprete, de 36 años, también aprovechó la ocasión para denunciar lo que ha calificado de "la violación de los derechos de sus hijas", detallando que en diversas ocasiones Elisa y Alexa han sido obligadas a saludar a la novia de su exesposo.

“Me presento ante ustedes como una mujer valiente, sin miedo a DENUNCIAR por que tiene la verdad de su mano (…) También quiero DENUNCIAR la violación de los derechos de mis menores hijas, ya que en un par de ocasiones han sido obligadas por parte de su padre a saludar a su actual pareja, provocando así el llanto, confusión e inseguridad de las mismas.”, dijo Geraldine, sin mencionar el nombre de Irina Baeva.

Dejando claro que el tema le resulta desgastante, a más de un año de estar divorciada, Geraldine asegura en su mensaje que desde hace mucho su interés por Gabriel Soto es nulo, no obstante, le desea salud y bienestar.

“Quiero dejar muy claro, mi interés por el Sr. Gabriel Soto Borja desde hace mucho tiempo es nulo. Que se conserve en salud y bienestar, por el bienestar de mis hijas es mi único deseo para él”.

Finalmente, Geraldine Bazán hace una petición a su público en general, pidiendo que la dejen de involucrar con terceras personas. “Eviten involucrar mi nombre con personas que no tienen nada que ver en mi vida ya sea en notas y/o comentarios”.