Ver video

‘Mi papá no merecía esto’: hijo del hombre que murió tras agresión de Pablo Lyle

facebook

twitter

whatsapp

Email

El hijo de Juan Ricardo Hernández indicó que su padre era un buen hombre y jamás esperaron que muriera de esa forma

Tras darse a conocer que el hombre que golpeó Pablo Lyle el pasado 31 de marzo durante un incidente de tránsito murió luego de pasar cuatro días en terapia intensiva; el hijo de Juan Ricardo Hernández habló sobre el fallecimiento de su padre y destacó que no se merecía esa agresión.

Visiblemente consternado, el hombre, quien lleva el mismo nombre del hoy occiso, declaró a ‘Despierta América’ que desean que se haga justicia porque su padre era un buen hombre y que la familia no concibe la idea de que haya muerto de esa manera.

“Mi papá era una buena persona, buen padre, buen hijo. Mi papá no se merecía esto”, precisó entre lágrimas Hernández, quien destacó que su papá era una persona de la tercera edad y que casi no podía caminar.

“Mi papá tenía unas operaciones en las rodillas y casi no podía caminar. Fue muy duro, él no tenía por qué haber hecho eso”, destacó el hijo de Juan Ricardo Hernández al mismo tiempo que destacó que desean que se esclarezca la muerte de su papá.

No es el único miembro de la familia de hombre que pide caiga todo la fuerza de la ley sobre Pablo Lyle , quien le dio un puñetazo a Hernández, de 63 años, provocándole una herida en el cráneo y un derrame interno. La viuda de la víctima declaró a Univision horas antes del fallecimiento de su esposo que esperaban se hiciera justicia.

“Lo único que pido es que caiga todo el peso de la ley, para yo por lo menos tener un poquito de tranquilidad. Él no tenía por qué haberse bajado a darle un golpe… de un solo golpe nada más, me lo mató”, señaló Mercedes Arce.

El incidente que provocó la muerte de Hernández se registró el pasado domingo 31 de marzo, cuando este bajó de su vehículo para reclamarle al chofer del automóvil en el que viajaba Lyle como copiloto una maniobra que hizo segundos antes para dar vuelta en U en una calle de Miami, Florida.

El conductor le dijo que no le tocará así el vidrio e incluso dejó en movimiento el vehículo, del cual bajó el actor y corrió en contra de Hernández para darle un puñetazo, dejándolo inconsciente en plena vía pública.

Tanto el conductor como Pablo Lyle huyeron del lugar y horas más tarde el actor fue detenido en el aeropuerto de Miami, Florida; sin embargo, quedó en libertad tras pagar una fianza de cinco mil dólares.