Lucero asegura que no es celosa con sus hijos: "Voy a ser una suegra buena onda"

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante destacó que confía en las buenas elecciones que Lucerito y Manuel harán con sus parejas

Plena y más feliz que nunca por la celebración de sus 40 años de trayectoria artística, Lucero habló como pocas veces de sus hijos, Lucerito y Manuel, de 15 y 18 años de edad, respectivamente, quienes, como lo marca la lay de la vida pinta ya para convertirla en suegra.

Consciente de lo rápido que pasa el tiempo y que el momento en el que cada uno de sus hijos elijan pareja está por llegar, la intérprete de 'Electricidad y 'Necesitaría' aseguró que nunca ha sido celosa y que confía plenamente en el buen camino que sabrán seguir.

“Están sanos, evolucionando, haciendo lo que les gusta hacer, yo los veo fantásticos y son mi enorme tesoro. Nunca he sido muy celosa, realmente no, pero con mis hijos como que no siento esta onda de cuando tengan novio, cuando tengan novia y qué horror. No, yo creo que voy a ser una suegra buena onda y a parte creo que ellos saben elegir bien y saben seguir un buen camino”, dijo en entrevista con Gustavo Adolfo Infante.

Compartió que la relación con los hijos que procreó con Manuel Mijares está cimentada en el amor y la confianza por lo que ellos saben que su mamá estará siempre para apoyarlos en el camino que decidan toman sin ningún juicio de por medio.

“Les tengo mucha confianza y lo que ellos quieran hacer en su vida, y lo que ellos quieran decidir yo voy a estar ahí para apoyarlos y aplaudirlos y no juzgarlos y guiarlos dentro de lo que se pueda, como lo he venido haciendo desde que eran chiquititos”.

La protagonista de Soy tu dueña descartó cualquier sentimiento de celos hacía la estrecha convivencia entre sus hijos con su papá y resaltó la fascinación que siente al ver cantar a Lucerito y Manuel Mijares.

En cuanto a su situación sentimental, Lucero declaró que está feliz al lado de Michel Kuri, con quien mantiene una relación madura, cada quien desde su cada, y basada en amor y respeto tanto en lo personal como en lo profesional.

“Yo me siento muy estable, tengo esta pareja que yo digo que es mi novio eterno porque siempre nos preguntan ¿cuándo se van a casar? Y de decimos, somos novios, como la canción de Manzanero. Estamos muy contentos, muy enamorados, muy comprometidos pero con mucha madurez, él no es una figura pública y respeta mucho mi carrera y la admira y me apoya, entonces yo también me siento con esa muy cómoda”.