Pablo Lyle libra demanda civil pero seguirá en arresto domiciliario en espera de su juicio

facebook

twitter

whatsapp

Email

El juez que está a cargo del caso del actor adelantó que será en septiembre cuando comience el juicio

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El caso de Pablo Lyle ha dado un nuevo giro y es que el juez a cargo del caso del actor desestimó la demanda civil que el hijo de Juan Ricardo Hernández quería interponer en su contra y la de su cuñado, Lucas Delfino, por daño emocional y con la que buscaba una compensación económica de 15 mil dólares.

De acuerdo con las imágenes transmitidas por un programa de espectáculos, el juez Alan Fine, determinó que, de acuerdo con la ley estadounidense, no se podía juzgar a una persona dos veces por el mismo delito, por lo que la petición estaba desestimada.

“A menos que haya alguien más a quien acusar, constitucionalmente existe la Quinta Enmienda, a menos que haya alguien más a quien acusar, simplemente no se puede proceder en contra del señor Lyle, ese es mi razonamiento”, explicó Fine.

Asimismo, el juez adelantó que sería hasta septiembre cuando comenzaría el juicio del protagonista de ‘Mirreyes vs Godínez’.

“Su juicio sucederá, relativamente pronto, en septiembre y si no sucede así, volveríamos a revisar el tema. Es bienvenido en retener a los demandantes y esperar, eso no es ningún problema, pero en este momento, el señor Lyle enfrentará a la justicia penal en septiembre, anticipándonos a que suceda el juicio en esas fechas y podríamos hablar después de eso”, comentó.

Pese a que Pablo Lyle libró la demanda civil, el juez precisó que deberá seguir en arresto domiciliario hasta el momento de su juicio penal. Asimismo, se determinó que continúa sin premiso para trabajar.

Pablo Lyle fue acusado de homicidio involuntario en 2019, luego de que en marzo del mismo año propiciara un puñetazo a Juan Ricardo Hernández, un hombre de origen cubano al que golpeó en el rostro durante un incidente de tránsito en Estados Unidos.

La agresión del intérprete, quien iba acompañado de su cuñado Lucas Delfino, provocó que el hombre, de la tercera edad, sufriera un derrame interno y contusiones, las cuales le causaron muerte cerebral, horas después, los familiares del hombre determinaron que era mejor desconectarlo. Precisamente fue esta agresión la que agravó la situación de Pablo Lyle, quien desde entonces permanece bajo arresto domiciliario en Miami con un grillete de localización.