¿Por qué la boda de la hija de Alejandro Fernández sorprendió a todos?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La ceremonia religiosa entre Camila Fernández y Francisco Barba ocurrió a menos de un año de noviazgo

Camila Fernández y Francisco Barba se juraron amor eterno el pasado 1 de agosto en la Parroquia San Francisco Javier de las Colinas en Guadalajara, Jalisco. La inesperada boda de la hija de Alejandro Fernández tomó por sorpresa a propios y extraños, convirtiéndose en tendencia por varias horas en redes sociales.

Los rumores de una posible boda ocurrieron el 31 de julio, cuando un programa de espectáculos destapó que habían corrido las amonestaciones para celebrarse la boda de la joven, de 22 años.

Minutos después de darse a conocer esta noticia, Vicente Fernández Jr. reveló que sería el 1 de agosto cuando su sobrina llegaría al altar en medio de una pandemia mundial.

¿Pero por qué sorprendió tanto la boda?

Aunque Camila Fernández ya había confesado que vivía un tórrido romance con el jalisciense, de 28 años, en enero de 2020, aseguró que llegar al altar no estaba en su cabeza, ni mucho menos era una de sus prioridades.

“Yo estoy bien, no me veo casada en una casa con un niño en brazos. Quiero trabajar hasta obtener lo que pueda y sea necesario para obtener mi independencia y seguir adelante. Tener una familia, como todo mundo quiere, a su tiempo”, aseguró hace 6 meses.

Pero bastaron unas semanas más para que la hija de Alejandro Fernández cambiara de parecer, hecho que no solo sorprendió a propios y extraños, sino también a la dinastía comandada por Vicente Fernández.

Y es que el día del enlace nupcial, ‘El Potrillo’ confesó a los medios que se le había “caído el traje de charro” cuando le dieron la noticia de la boda. “Por eso estaba tan sensible. Veía sus fotos de cuando estaba chiquita y la abrazada, entonces, me dio mucha nostalgia”.

Mientras que Alex Fernández, hermano mayor de Camila, destapó: “Ellos ya habían dicho que se querían casar y todo, pero como que no nos la creíamos muy bien hasta que de repente llegó la propuesta. Ahorita aprovecharon la cuarentena para hacerlo más privado”.

Incluso, hasta se llegó a rumorar que la sorpresiva boda era a consecuencia de un supuesto embarazo de la joven. Ante esto, la misma Camila Fernández respondió. “No sé, nadie sabe. Me gustaría ser mamá, quien sabe si pronto, pero yo les aviso”.

Camila Fernández y Francisco Barba iniciaron su noviazgo en 2018. De acuerdo con la cantautora, el flechazo ocurrió en la cita a ciegas que sus amigos le organizaron con ‘El Chivo’, apodo con el que lo llama de cariño Alex Fernández Jr.