Rocío Sánchez Azuara habla cómo pocas veces de la muerte de su hija: “Se fue físicamente nada más”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La presentadora de televisión dio detalles de qué fue lo que deterioró la salud de Daniela

A casi un año de la partida de Daniela, Rocío Sánchez Azuara abrió su corazón y, como pocas veces, narró cómo fueron los últimos momentos junto a su hija, quien fue diagnostica con lupus eritematoso sistémico a los 12 años de edad, padecimiento contra el que luchó durante 20 años.

El semblante de fortaleza que caracteriza a la presentadora de televisión se quebró al recordar los últimos momentos de vida de Daniela, quien, dijo partió en paz, en sus brazos y en medio de la planeación de una cirugía de trasplante de riñón.

“Daniela nació en mis brazos, y Daniela se fue en mis brazos. Daniela no murió, Daniela trascendió, fue algo que hablamos y nos prometimos entre muchas cosas. Logró despedirse de su hermano, que estaba en Miami, se fue en paz. Se fue físicamente nada más”, dijo Sánchez Azuara al periodista Gustavo Adolfo Infante.

Detalló que el tipo de lupus que Daniela tenía es incurable, implacable y peligroso porque afecta a los principales órganos del cuerpo, entre ellos el riñón, que en el caso de su hija se deterioró por consumir la cantidad de medicamentos con los que logró sobrellevar la enfermedad durante años.

"Ya teníamos a la donadora de riñón, estábamos en las pruebas para que se pudiera programar una cirugía, cuando le da un infarto, así de la nada. Ella comenzó a vomitar en el baño, se salió de la regadera e inmediatamente se fue a nutrición; llegando a urgencias, le dio el infarto, se murió 3 minutos 58 segundos. La pudieron revivir, pero ya no quedó bien, quedó mal de dos válvulas del corazón, la atacó una bacteria dentro del hospital. Ya no logró salir”.

Rocío destacó que perder a su hija es de los dolores más grandes que ha sentido en la vida pero que prefiere saberla donde está que verla sufrir como sufrió.

“Viéndola como yo la estaba viendo, tuvimos tantas pláticas; vivimos un encierro de dos años juntas, encierro total y en esas tardes platicábamos tanto y me dijo 'ma, yo espero nunca tener que dejarte. Yo te prometo que el día que yo de verdad diga ‘no puedo’, te lo voy a decir'", promesa que, contó la estrella del talk show, Daniela cumplió.