Ver video

Romi Marcos narra cómo fue su operación de busto y por qué desea quitarse los implantes

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz y cantante compartió que se operó cuando cumplió 20 años, pero tras perder peso desea quitarse los implantes

Romi Marcos, la hija de Niurka Marcos, compartió a través de su canal de Youtube su experiencia con la cirugía de aumento de busto, recordando que por no tomar las medidas necesarias uno de sus implantes cambió de posición.

Todo empezó cuando cumplí 20 años, ese fue mi regalo de cumpleaños. A esa edad, estaba estudiando en el CEA (Centro de Capacitación Artística de Televisa) y me las operé en un momento en el que yo estaba de vacaciones, nos daban 2 semanas de vacaciones, justo saliendo de vacaciones, al día siguiente, me operé”, inició la actriz.

La también cantante compartió que el tiempo estimado para que alguien se recupere de una cirugía de aumento de busto es un mes, pero ella no siguió las indicaciones médicas y tras terminar su periodo vacacional retomó sus estudios.

“A la tercer semana ya andaba ahí moviendo el cuerpo, obviamente yo avisaba que estaba recién operada y que no podía hacer ejercicios muy fuertes y me daban chance, pero de todos modos me estaba moviendo de más, al hacer eso, lo que pasó con mi ‘bubi’ del lado izquierdo es que el implante quedó un poco arriba, parecía que tuviera el músculo subido, se veía aquí arriba como una bolita”, contó.

Debido al cambio en la posición del implante, Romi tuvo que someterse a otra cirugía para corregir el problema un año después del primer procedimiento, pero nuevamente no siguió las recomendaciones médicas y no se tomó el tiempo necesario para recuperarse.

Yo no aprendí de mis errores y no descansé el tiempo que tenía que descansar, no me recuperé en el mismo tiempo y a la semana de la recuperación necesitaba huir. (...) La recuperación es muy tediosa, todos los días estás en cama, duele, y además yo tenía dos mangueritas con unas jeringas que se llenaban de sangre porque se estaba drenando mi operación, cuando se llenaban tenía que ir al baño y vaciar esas jeringas”.

La actriz no está contenta porque a pesar de que no se aprecia mucho en las imágenes que sube en redes, ella sí lo nota, además de que se realizó la cirugía antes de bajar 18 kilos, por lo que siente que ya no concuerdan con su nueva figura.

“Mi médico me dijo que te hacen las bubis de acuerdo a tu complexión y a tu cuerpo; a mí me pusieron 350 gramos en cada bubi porque era lo que se veía bien con la complexión de mi cuerpo, pero este cuerpo ya no es el mismo. (...) Al bajar de peso empecé a sentir como dolores de espalda, todo el tiempo siento que estoy jorobada, obviamente es un peso que mi cuerpo no estaba acostumbrado a tener”, explicó.

Marcos compartió que sufre de dolores de cuello, espalda y ,a veces, siente pulsaciones en los senos. Durante su periodo también siente fuertes dolores y ya no se siente cómoda.

“La verdad, ya no me siento tan cómodas con ellas porque sí las siento grandes, sí las siento que se me ven grandes, mucha gente me dice que no, pero así es como yo las siento; me incomoda correr, hacer ejercicio, si no traigo un bra deportivo no puedo porque vuelan, me incomoda mucho ese peso, los dolores, (...) quiero también tener esa comodidad de tener mis bubis naturales, no tener que usar brasier, verme bonita y sentirme cómoda conmigo misma”, contó.

Para finalizar, la actriz compartió que aunque han pasado 5 años de su operación y ahora desea quitarse los implantes, pero no se arrepiente de haberse hecho. “Ahora mi forma de pensar cambió y creo que no está mal arrepentirse y decir que ya no las quiero, creo que es algo normal, y está dentro de las posibilidades poder quitármelas, es algo que quiero hacer este año, obviamente se los contaré”, concluyó.