Ver video

Rubí ha sido espejo y testigo de los grandes cambios de las mujeres de 1960 a 2020

facebook

twitter

whatsapp

Email

De manos de una experta en las luchas de las mujeres, analizamos esta novela y su relevancia histórica

Rubí es una joven que ha contado su historia por seis décadas y en este tiempo ha visto cómo las mujeres siguen luchando por abolir los obstáculos para lograr una igualdad de género, además de erradicar la violencia en su contra.

En 1963 nació esta mujer en la historieta que creó Yolanda Vargas Dulché, en un momento en el que estaba tomando más fuerza el movimiento de la liberación femenina en México y el mundo, el cual generó un cambio de conciencia sobre el amor, el sexo, la familia y los valores.

“A lo largo de estos años, la situación de las mujeres ha ido cambiando en tres aspectos: el primero es la cuestión económica, que es el ingreso paulatino a los espacios laborales que a partir de la década de 1960 se detona y que viene acompañado del segundo elemento, que es el ingreso a la educación superior”, dijo en entrevista para Las Estrellas la doctora Claudia Pedraza, investigadora de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de La Salle.

Aunque ahora parezca muy común ver a mujeres y hombres ingresando a la educación superior, en aquella época estaba abriéndose aquella brecha; es así que esta historia comenzó a convertirse en algo revolucionario y aspiracional.

El tercer aspecto que refirió la especialista fue la decisión de la vida familiar, ya que previo a este momento histórico se concebía que, para lograr la felicidad, la mujer debía de casarse y por medio del matrimonio, obtendría la felicidad en compañía de esa persona con la que tendría hijos.

“Este cambio de pensamiento modificó la posición tradicional de las mujeres de lo que se concebía en la familia y eso ha traído cambios en la dinámica, ahora tenemos a mujeres que deciden no casarse o no casarse de acuerdo a las normas establecidas por la sociedad, sean religiosas o civiles o formar familias distintas a lo que se considera como la familia tradicional”, expresó la también socióloga.

La especialista enfatizó que como lo retrata Rubí empezó a abrirse una mayor responsabilidad en torno a las decisiones sobre su cuerpo: “como prolongar el inicio de la maternidad o de decidir no ser madre, de tomar conciencia sobre su cuerpo, clamar por los derechos de la salud reproductiva y sexual”.

Además, se estaba consolidando la importancia de la voz de las mujeres en nuestra sociedad, luego de que el presidente Adolfo Luis Cortines concediera el voto a las personas del género femenino en 1953.

De esta forma es como apareció Rubí en aquella época, siendo un símbolo de cómo las mujeres tenían acceso a la educación superior y tomaban sus propias decisiones sobre su cuerpo. Mientras que en el personaje de ‘Cristina’ demostraba cómo era una mujer en el campo laboral y siendo el sustento de su familia, dejando atrás el rol de la ama de casa.

Fue así como esta historia de Yolanda Vargas Dulché tuvo éxito con su historieta en 1963, para tener su primera adaptación en la televisión con la actuación estelar de Fanny Cano en 1968, para luego llegar al cine en 1970 con la dirección de Carlos Enrique Taboada y la participación estelar de Irán Eory.

El tiempo pasó y Rubí reencarnaría en la televisión en 2004 en la piel de Bárbara Mori, en esta época, las mujeres seguían luchando por los derechos de igualdad formal para formar parte de los partidos políticos y la función pública.

“Además, el derecho a una vida libre de violencia como una de las grandes luchas y de los grandes logros del movimiento de la lucha de mujeres en México”, indicó Claudia Pedraza.

Fábrica de Sueños revive una vez más a Rubí, ahora con Camila Sodi, quien vive los cambios y la lucha del género femenino en la actualidad.

En este momento histórico, 2020, la investigadora asegura que la lucha sigue persiguiendo el cumplimiento del derecho a una vida libre de violencia, que, si bien, hasta el día de hoy es muy difícil de materializar, se ha convertido en la punta de lanza para la consecución de la vida digna de las mujeres.

“La vida libre de violencia ha propiciado que existan otra serie de luchas que se siguen articulando como la cuestión del acoso sexual, que el acoso callejero esté tipificado, el acoso digital -la Ley Olimpia como el caso más reciente-, la violencia política de género, la violencia obstétrica”, explicó.

De esta forma es como Rubí permite generar una reflexión sobre cómo las mujeres han cambiado a través del tiempo desde 1960 hasta hoy en día 2020.

De acuerdo con Claudia Pedraza, el futuro de los movimientos por los derechos de las mujeres es “seguir con la insistencia de garantizar la vida libre de violencia y el reto es retomar el interés de esta gran cantidad de mujeres para que se pueda seguir que las autoridades y los medios se comprometan y que ese reclamo que se hizo el 8 de marzo pasado -marcha a nivel mundial para repudiar la violencia y pedir igualdad de género- se conviertan en acciones”.

Rubí se estrenará el próximo 15 de junio por Las Estrellas a las 9:30 de la noche con las actuaciones estelares de Camila Sodi, José Ron y Rodrigo Guirao.